Agrandar imagen | Ver tamaño original
Como respuesta al notable incremento de su población, la comunidad de Allschwil –una pequeña ciudad que se desarrolla sin solución de continuidad con la ciudad de Basilea- decidió en 2011 llamar a un concurso para la construcción de una escuela para 600 niñas y niños. El lugar se caracteriza por su heterogeneidad, con edificios de vivienda de baja y media escala, junto a otros edificios para la educación y grandes edificios de comercio e infraestructura. Tanto las nuevas búsquedas desde un punto de vista pedagógico, como el objetivo de dejar sin construir la mayor parte del terreno posible, nos llevó a proponer dos simples edificios: la escuela propiamente dicha, que se extiende longitudinalmente entre las dos calles que delimitan la parcela, y un marcante edificio sobre la calle principal, donde se ubican los usos más públicos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir