Agrandar imagen | Ver tamaño original
El galardonado pabellón chileno de la Expo Milán 2015, diseñado por el arquitecto Cristián Undurraga, desde sus inicios contempló la posibilidad de reutilizar el edificio para ser trasladado a Chile, razón por la cuál se decidió su construcción con una estructura desmontable de madera laminada. Los pabellones chilenos que participaron de las pasadas ferias universales, generalmente permanecieron en los países anfitriones, con excepción del edificio construido en la Feria Universal de París en 1889 que volvió a Chile y que desde 1993 acoge al Museo Artequín en la Quinta Normal de Santiago. En el caso del pabellón de la Expo Milán 2015, se aprovechó la estructura para trasladarse y reconstruirse en la ciudad de Temuco, destino escogido por la Presidenta de la República, al sur de Chile, en las faldas del Cerro Ñielol. El objetivo de esta instalación será el de entregar a la zona un centro de encuentro y difusión cultural de los pueblos originarios y la gastronomía del país. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir