Agrandar imagen | Ver tamaño original
Se trata de un proyecto de reforma de una vivienda centenaria en el casco histórico de un barrio de Valencia. La propuesta del propietario fue reformar integralmente la vivienda y unificar las dos plantas que la componen ya que hasta la fecha habían sido independientes la una de la otra con accesos desde el exterior distintos. Las diferentes obras durante la vida de la vivienda habían dado origen a un espacio en planta baja altamente compartimentado y falto de iluminación y ventilación. En planta primera encontramos un espacio diáfano que ocultaba mediante escayolas la estructura original de la cubierta a dos aguas de la vivienda. La propuesta elimina toda la tabiquería existente en planta baja conformando una zona de acceso y espacio diurno diáfana que rodea a la nueva escalera central que conecta ambas plantas entre sí. La cocina que mantiene su posición original queda conectada con el espacio de estar mediante grandes huecos de suelo a techo y está vinculada al patio trasero. Consiguiendo así visuales continuas de fachada a patio interior dotando a la vivienda de iluminación y amplitud. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir