Agrandar imagen | Ver tamaño original
El sitio, que originalmente era un rancho familiar dedicado a la crianza de caballos friesian, se adecuo para convertirse en un jardín para eventos de todo tipo, puesto que la naturaleza innata del lugar permite ofrecer experiencias únicas en bodas, bautizos, hípicos, etcétera. Se diseñó una infraestructura multipropósito enclavada en la topografía natural, estratégicamente emplazada para aprovechar las vistas de la Laguna de Cajititlán y de la Sierra Madre Occidental, que logra generar un recorrido que explota las bondades del rancho. La infraestructura tiene 2 objetivos principalmente: 1.- (Público) Vinculación en la llegada desde el apeadero hasta la recepción del sitio, en donde una hostess indica el sitio de cada asistente al evento. De esta manera, se crea un vínculo armónico y un recorrido excepcional, desde el punto de llegada hasta la asignación del lugar de cada invitado, logrando, de igual manera, jerarquizar poéticamente el arribo de los invitados especiales. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir