Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción por los arquitectos. El Burj Khalifa, elevado a 828 metros sobre la metrópolis de Dubai, es el edificio más alto del mundo. El diseño de la torre de 162 pisos combina influencias culturales locales con tecnología de punta para lograr un alto rendimiento en un clima desértico extremo. El edificio contiene oficinas, espacio comercial, unidades residenciales y el hotel Giorgio Armani. Un plano de planta en forma de Y maximiza las vistas del Golfo Arábigo y a nivel del suelo, el rascacielos está rodeado de espacios verdes, fuentes de agua y avenidas peatonales. El diseño general de la torre se inspiró en la geometría de una flor regional característica del desierto y en los sistemas de diseño incorporados en la arquitectura islámica. Construido de hormigón armado y revestido de vidrio, la torre está compuesta de volúmenes esculpidos dispuestos alrededor de un núcleo central con contrafuertes. A medida que la torre se eleva desde una base plana, los retrocesos ocurren en un patrón ascendente en espiral, reduciendo la masa del edificio a medida que se eleva hacia el cielo. En el pináculo, el núcleo central emerge y forma una aguja. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir