Agrandar imagen | Ver tamaño original
El nuevo estudio de arquitectura busca funcionar como una especie de vitrina interactiva al remplazar los típicos muros sólidos divisorios por simples paredes acristaladas hacia un pasillo comunal. De esta manera, se permite observar el proceso de trabajo que realiza la oficina dentro de un espacio abierto y transparente. Además, al contar con una elevada ubicación y ventanales de piso a techo se prolonga desde el acceso y en todos los espacios, el contacto visual con la ciudad y al mismo tiempo llenar la oficina de luz natural. El objetivo principal de diseño fue crear un espacio de trabajo en base a las necesidades propias de la oficina. Por medio de una distribución sencilla, se proyecta una secuencia de espacios eficientes y hechos a la medida, los cuales fomentan tanto el trabajo individual como en grupo. La oficina cuenta con un área de taller que promueve un ambiente abierto de trabajo en equipo y el constante intercambio de ideas entre sus miembros. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir