Agrandar imagen | Ver tamaño original
Snøhetta ha revelado el diseño del primer restaurante sumergido en el pueblo costero de Båly en Noruega. La estructura construida en hormigón, que también albergará un centro de investigación sobre vida marina, se apoya en el borde de un acantilado para hundirse hasta cinco metros de profundidad bajo el nivel del mar. Los autores explican que "la forma elegante y aerodinámica del edificio está encapsulada en una capa de hormigón con una superficie gruesa que invita a los moluscos a aferrarse. Con el tiempo, a medida que la comunidad de moluscos se crece, el monolito sumergido se convertirá en un arrecife artificial que atraerá naturalmente más vida marina a sus aguas purificadas. Según los arquitectos, parte del edificio será destinado a un centro de investigación de vida marina fuera del horario de funcionamiento del restaurante. "Una serie de investigadores de centros de investigación noruegos buscarán entrenar peces con señales sonoras y estudiarán si el comportamiento de los peces cambia a través de las estaciones del año. Los investigadores también ayudarán a optimizar condiciones del fondo marino para que peces y moluscos puedan vivir cerca del edificio". Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir