Agrandar imagen | Ver tamaño original
No es convencional introducir diseño en un establecimiento de estas características. No obstante, nuestro promotor consideró un valor añadido importante el tener una buena imagen de cara al público. En el programa aparecían tres espacios bien diferenciados; recepción, oficina y zona de reparaciones, posteriormente y debido a la configuración del espacio existente, decidimos incorporar un cuarto, que es el pasillo o túnel de salida del material ya reparado. Un espacio de transición. La filosofía fue sencilla, teníamos cuatro espacios y decidimos dar cuatro tratamientos con transiciones suaves, en algunos casos, y rompiendo de una manera más rotunda en otras. En una primera parte se ubicó la entrada/recepción. La intención es que tuviese continuidad con la fachada, por este motivo se utilizó el mismo material, en este caso aluminio, para asociarlo a la tecnología y que el viandante tuviese una sensación de pureza, esa imagen de profesionalidad y desarrollo tecnológico que la propia marca pretende comunicar. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir