Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta vivienda en las costas de Yucatán, es un ejercicio que tiene como factores condicionantes: un terreno de escaso frente ubicado en segunda fila frente al mar, y una nutrida vegetación representada por palmas de edades y alturas diversas. La primera decisión fue ubicar esta villa de descanso entre la vegetación, logrando así fundir los espacios con la misma, superando el carácter contemplativo que normalmente presentan, generando así un estrecho vínculo tanto visual como espacial. El segundo movimiento consistió en desplantar la vivienda un nivel completo, dejando en planta baja los servicios de apoyo, emergiendo sobre los posibles obstáculos visuales, generando una vista franca al mar, y al mismo tiempo enmarcando con mayor énfasis el verde de las pre-existencias. Mediante escaleras muy ligeras de madera se llega al primer nivel, donde se localiza el área social como una sola pieza, la cual, mediante un sistema de puertas que se esconden dentro de muros, hacen desaparecer a voluntad los límites norte y sur, para lograr una fluidez absoluta de la carretera hacia el mar y conferir el carácter de terraza abierta a esta sucesión de espacios sociales. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir