Agrandar imagen | Ver tamaño original
Desde hace tiempo, la agricultura urbana ha estado ganando impulso en el mundo de la arquitectura. Las ciudades siempre han tenido una conexión con la agricultura, y los beneficios que ofrece traer la agricultura a la ciudad son numerosos y variados, por ejemplo: Disminuir la enorme demanda que el rápido crecimiento de las ciudades en el mundo en desarrollo está colocando en los sistemas de suministro de alimentos. Ayudar a las ciudades a lograr la transición a una sociedad baja en carbono y atraer nuevos empleos en una economía circular. Ayudar a reducir las emisiones de carbono al reducir la cantidad de consumo de combustibles fósiles necesarios para el transporte, el empaquetado y la venta. (Una comida promedio puede viajar hasta 2.500 km solo para llegar a su mesa.) Disminuir sustancialmente esta distancia a la vez que proporciona alimentos frescos, nuevos empleos, promueve la innovación, la seguridad alimentaria, el uso eficiente de la tierra y fortalece los vínculos entre las comunidades. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir