Agrandar imagen | Ver tamaño original
El sitio se encuentra en un sector de la ciudad marcado por una topografía irregular con pendientes y desniveles propios de los faldeos cordilleranos, rodeado de zonas con una densa vegetación y enfrentando una quebrada que permite a las vistas tomar un rol protagónico. Estos elementos fueron dando forma a una casa que debe mirar, integrar y convivir con los paisajes, la naturaleza y el entorno. La fuerte pendiente se estableció como el primer desafío, donde comprender la posición y orientación que debía tomar la casa era fundamental para aprovechar las vistas y la integración con el exterior. De esta manera se decide emplazar la casa sobre un gran muro-zócalo que dará forma al acceso de la vivienda, conformará el patio y elevará la casa a una cota donde la calle pública y la circulación vehicular desaparece con respecto a las vistas hacia el paisaje. Junto con esto, el volumen principal de la casa se orienta en búsqueda de las zonas verdes más densas del sector, evitando contaminar las vistas con construcciones aledañas y manteniendo la privacidad con respecto a sus vecinos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir