Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción por los arquitectos. El deseo inicial de privacidad y la consideración de las condiciones locales guiaron el diseño de esta residencia, cerrada, pero abierta a un gran espacio interno de tres pisos con el propósito de establecer riqueza espacial con una variedad de alturas de techo, grandes volúmenes de aire, mejores condiciones ambientales y la comodidad como consecuencia. El volumen creado explora al máximo los parámetros que regulan la construcción de los condominios: reveses mínimos de 5 metros en la parte delantera, 4 metros en la parte inferior, 2 metros a los lados y un máximo de 7 metros y una altura media desde el nivel del primer piso (ya que está a una altura máxima de 1,25 metros del nivel del suelo natural). De esta forma, se crearon tres pisos. En el subterráneo (semi enterrado) está el garaje y el taller; en el primer nivel (semi elevado), las áreas sociales y de estar; y en el piso superior, las áreas íntimas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir