Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción por los arquitectos.  Segunda vida: el cliente, un profesor e ingeniero, se enfrenta a la jubilación dentro de tres años. Él quiere prepararse para esta segunda vida, donde disfrutará del entorno en una casa amigable con la naturaleza. La casa sin patio: está construida sobre una pequeña montaña, tierra tomada de la madre naturaleza. Los árboles son cuidadosamente desenterrados para establecer los cimientos de la casa. Debido a que el terreno ha sido formado, la creación de un jardín para el placer humano se consideró innecesaria. Solo hay un pequeño camino que conduce hacia la entrada. Como no hay patio, todo el entorno circundante, donde uno pone los ojos, se convierte en el patio. Habitaciones dispersas: cada habitación está ampliamente dispersa y ubicada en el borde del sitio. Las habitaciones en forma de concha parecen ocupar el sitio en sus partes más anchas, pero en realidad ocupan un área de tierra mínima. Cuanto menor es la arquitectura, más abundante es la relación con la naturaleza. Una casa de vidrio se dispone entre las áreas de las habitaciones. Un panel de techo se coloca en la parte superior con un ángulo inclinado. Construir una casa de vidrio que sea parte de la naturaleza permite estar lo más cerca posible de la naturaleza al convertirse en la naturaleza misma. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir