Agrandar imagen | Ver tamaño original
La calle Alcalá se llenó de luz para la pasada Navidad gracias a la instalación diseñada por el estudio de arquitectura Brut Deluxe y dirigido por Ben Busche por encargo de la ciudad de Madrid.  La instalación lumínica, denominada Stellar, fue un diseño específico por comisión del Ayuntamiento de Madrid para el tramo emblemático de 210m de longitud entre la Puerta de Alcalá y la Plaza de Cibeles en el cual la calle es de un ancho de 32m y flanqueada en ambos lados por plátanos.  Memoria descriptiva: La instalación consiste en un denso sistema de líneas de color azul que zigzaguean a lo largo de  toda la calle tejiendo un cielo artificial textil, con algunas áreas aparentemente más dilatadas y vacías y otras más comprimidas y densas que contienen miles de estrellas parpadeantes. Dotado de una orientación palpable, la instalación se alinea con el sistema solar, una presencia sutil pero notable a través del viaje lento de la luna a lo largo de los trazados de las líneas azules, y el tráfico constante en la calle, cuyo sistema dinámico es reforzado y enfatizado con nuestra instalación. El espectador es sumergido en una atmósfera artificial semejante al spin constante de las estrellas en ingravidez. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir