Agrandar imagen | Ver tamaño original
Probando los límites de la viabilidad estructural y el modelado computarizado, el Pabellón Komorebi de 2017 utilizó láminas delgadas de tereftalato de polietileno (PETG) de una manera única para desarrollar un cerramiento etéreo y autosuficiente. El pabellón es el resultado de una colaboración entre estudiantes de arquitectura de la Escuela de Graduados de Diseño de Harvard (GSD) e investigadores de ingeniería en la Universidad de Tokio. El proyecto, que duró seis meses, fue dirigido por el arquitecto Mark Mulligan de Cambridge (Profesor Asociado en Práctica, GSD) y el ingeniero estructural con sede en Tokio, Jun Sato (Profesor Asociado de la Universidad de Tokio), quien se reunió por primera vez en julio de 2016 para organizar el marco para el proyecto. Una charrette en noviembre de 2016 en GSD pidió a 60 estudiantes que diseñaran un pabellón autónomo y ocupable que utilizara solamente láminas de PETG de 3/32 ". El proyecto buscó explorar cómo la aplicación del análisis computacional avanzado podría usarse para diseñar, fabricar y ensamblar formas estructurales redundantes. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir