Agrandar imagen | Ver tamaño original
El principal desafío en este proyecto fue instalar cuatro niveles en una casa con limitaciones locales, lo cual solo permite que se viera como dos. Al estirar, extender y levantar la caja principal, logramos esconder tres pisos y crear una casa con apariencia de pabellón. La caja fue suavizada con un delgado armazón de piso de concreto flotante y una rejilla de techo muy delgada en la parte superior unida por paredes laterales diagonales. El cuarto piso se colocó en la caja principal en la forma de un cubo blanco completo, sin ventanas o aberturas visibles. Su falta de ornamentos y elementos funcionales contribuyen a ocultar su presencia. Una rendija vertical en el cubo crea un patio interior que aporta aire y luz y es el elemento que rompe la masa del cubo y suaviza su geometría. Las persianas de hierro se colocaron a lo largo de la fachada occidental creando un pasillo entre ellas y las paredes exteriores, dando ligereza a la casa. A medida que el sol occidental entra al pasillo, aparecen diferentes patrones de sombras en las paredes. El Pabellón está envuelto en una alfombra de Dichondra. La escalera que conecta los cuatro pisos está hecha de hierro y tiene una pantalla decorativa que atraviesa los pisos de arriba a abajo. Ese mismo patrón se repite en la cerca exterior que rodea la casa. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir