El sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

Regístrate ahora y guarda el contenido de ArchDaily

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

Revisa el catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

i

En todo el mundo, arquitectos están encontrando maneras geniales para reutilizar edificios antiguos. Haz clic aquí para ver las mejores remodelaciones.

¿Quieres ver los mejores proyectos de remodelación? Haz clic aquí.

i

Navega a través de edificios inspiradores con nuestra selección de videos en 360. Haz clic aquí.

Revisa nuestros inspiradores videos en 360​. Haz clic aquí.

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
Navega entre artículos utilizando tu teclado
  1. ArchDaily
  2. Noticias
  3. Esta ciudad medieval amurallada demuestra que el urbanismo permite altas densidades sin estropearlo todo

Esta ciudad medieval amurallada demuestra que el urbanismo permite altas densidades sin estropearlo todo

Esta ciudad medieval amurallada demuestra que el urbanismo permite altas densidades sin estropearlo todo
© Sabine de Villeroy
© Sabine de Villeroy

Las fortalezas protectoras, sinuosas calles de adoquines y una trama urbana medieval son características de muchas ciudades costeras europeas. No obstante, al explorar la ciudad francesa de Saint-Malo es difícil creer que se trate de la urbe original. Lo que distingue a Saint-Malo de otras tantas ciudades europeas frente al mar es la compleja historia de cómo fue destruida en la Segunda Guerra Mundial, pero reconstruida acorde a su estética original.

© <a href='https://www.flickr.com/photos/ferrariguy90/8467381701'>Trevor Huxham [Flickr]</a>, bajo licencia<a href='https://creativecommons.org/licenses/by-nd/2.0/'>CC BY-NC-ND 2.0</a> © <a href='https://www.flickr.com/photos/archer10/15206970485'>Dennis Jarvis [Flickr]</a>, bajo licencia<a href='https://creativecommons.org/licenses/by-nd/2.0/'>CC BY-SA 2.0</a> Desconocido, <a href="https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Saint-Malo_après_la_bataille_de_1944.jpg">Saint-Malo después de la batalla de 1944</a>, bajo dominio público. Más detalles en <a href="https://commons.wikimedia.org/wiki/Template:PD-old">Wikimedia Commons</a> © <a href='https://www.flickr.com/photos/lutherankorean/2652730156'>Pom Angers [Flickr]</a>, bajo licencia <a href='https://creativecommons.org/licenses/by-nd/2.0/'>CC BY-SA 2.0</a> + 7

© <a href='https://www.flickr.com/photos/lutherankorean/2652730156'>Pom Angers [Flickr]</a>, bajo licencia <a href='https://creativecommons.org/licenses/by-nd/2.0/'>CC BY-SA 2.0</a>
© Pom Angers [Flickr], bajo licencia CC BY-SA 2.0

Saint-Malo fue fundada en el primer siglo antes de nuestra era, al noroeste de la actual Francia. El primer asentamiento urbano —actual St-Servan, una ciudad vecina— fue construido por tribus celtas para controlar el acceso del río Rance con fines económicos y militares. Después de la caída del Imperio Romano, monjes que escaparon de las Islas Británicas construyeron un nuevo asentamiento fortificado que se convertiría en Saint-Malo.

En 1144, el obispo Jean de Châtillon otorgó el estatus de derechos de asilo a la ciudad de Saint-Malo, estimulando el arribo de todo tipo de ladrones a vivir en ella, convirtiéndose en el lugar ideal de los corsarios franceses o piratas nombrados por el Rey de Francia. Los corsarios aumentaban su riqueza saqueando navíos extranjeros en el Canal de la Mancha y la ciudad comenzó a expandirse más allá de la isla hacia el continente. Mientras tanto, la costa amurallada continuaba jugando un rol clave en definir el lugar de Saint-Malo en el mundo durante los siglos venideros.

© <a href='https://www.flickr.com/photos/ferrariguy90/8467381701'>Trevor Huxham [Flickr]</a>, bajo licencia<a href='https://creativecommons.org/licenses/by-nd/2.0/'>CC BY-NC-ND 2.0</a>
© Trevor Huxham [Flickr], bajo licenciaCC BY-NC-ND 2.0

En 1940, los nazis invadieron Saint-Malo para convertirlo en parte de su denominado Muro Atlántico. Aunque al final de la Segunda Guerra Mundial permanecían menos de 100 tropas y dos instalaciones antiaéreas, los Aliados creían que las fuerzas del Eje almacenaban grandes armamentos en sus zonas amuralladas. Como resultado, en 1944 un ataque conjunto entre bombardeos estadounidenses y fuego naval británico destruyó el 80% de Saint-Malo.

Desconocido, <a href="https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Saint-Malo_après_la_bataille_de_1944.jpg">Saint-Malo después de la batalla de 1944</a>, bajo dominio público. Más detalles en <a href="https://commons.wikimedia.org/wiki/Template:PD-old">Wikimedia Commons</a>
Desconocido, Saint-Malo después de la batalla de 1944, bajo dominio público. Más detalles en Wikimedia Commons
<a href="https://commons.wikimedia.org/wiki/File:RAF_attack_Saint_Malo_31_Jul_1942.jpg">RAF ataca Saint-Malo el 31 de julio de 1942</a>, bajo dominio público. Más detalles en <a href="https://commons.wikimedia.org/wiki/Template:PD-UKGov">Wikimedia Commons</a>
RAF ataca Saint-Malo el 31 de julio de 1942, bajo dominio público. Más detalles en Wikimedia Commons

Finalizada la Segunda Guerra Mundial, entre 1948 y 1960 la ciudad fue reconstruida ladrillo por ladrillo por su población. Sin embargo, en vez de intentar modernizar el estilo arquitectónico tradicional de Saint-Malo, fue restaurada para mantener su carácter medieval.

Los responsables de su reconstrucción querían apegarse al diseño original y solamente realizar modificaciones específicas. El castillo fue reconstruido y convertido en el Ayuntamiento, el hospital y la prisión fueron reubicados fuera de la ciudad amurallada. Las viviendas fueron reconstruidas con granito original y solo se conservó un puñado de casas de 1600. A diferencia de otras ciudades reconstruidas después de la Segunda Guerra Mundial, tales como Varsovia o Dresde, no hay signos obvios de construcción contemporánea.

© <a href='https://www.flickr.com/photos/archer10/15206970485'>Dennis Jarvis [Flickr]</a>, bajo licencia<a href='https://creativecommons.org/licenses/by-nd/2.0/'>CC BY-SA 2.0</a>
© Dennis Jarvis [Flickr], bajo licenciaCC BY-SA 2.0

Saint-Malo parece ser un perfecto caso de estudio para examinar un momento en que las ciudades europeas se desarrollaron en torno a sistemas de tránsito medievales, cuando era necesario caminar y los más ricos vivían en el centro urbano. Hoy en día, en su peak turístico, Saint-Malo aloja a más de 200.000 personas. Con una densidad de 141 personas/hectárea, esta isla es más densa que Tokio (62 personas/hectárea) y Vancouver (54 personas/hectárea), convirtiéndose en un fantástico ejemplo de cómo el urbanismo tradicional todavía permite altas densidades sin el riesgo de convertirse en megaciudades de rascacielos.

Ver la galería completa

Sobre este autor/a
Kaley Overstreet
Autor
Cita: Overstreet, Kaley. "Esta ciudad medieval amurallada demuestra que el urbanismo permite altas densidades sin estropearlo todo" [This Medieval Walled Town with a Storied History Shows How Traditional Urbanism Can Support High Density] 05 mar 2018. Plataforma Arquitectura. (Trad. Valencia, Nicolás) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/889701/esta-ciudad-medieval-amurallada-demuestra-que-el-urbanismo-permite-altas-densidades-sin-estropearlo-todo> ISSN 0719-8914
Leer comentarios