Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa se ubica en un desarrollo al norte de la zona conurbada de la ciudad de México, en un terreno de mucha piedra el cual tiene un desplante de 18 x 32 metros y presenta una pendiente del 50%. El programa arquitectónico se resolvió en tres niveles, el primer nivel semi-encajado en donde se ubican los servicios, el segundo nivel se encuentra a nivel del jardín y es ahí donde se encuentran los espacios públicos de la vivienda, por último el tercer  parece flotar por encima del resto de los volúmenes. Al fondo del terreno junto al jardín se levanta una pared de piedra de 15 metros de altura y fue el perfecto escenario para rematar las vistas interiores de la casa hacia el entorno inmediato. El volumen general se plantea con una doble intensión; por un lado en la fachada frontal se levantan una serie de cajas superpuestas con mínimas aperturas con la finalidad de brindar la mayor privacidad posible, por el otro, en la fachada posterior se buscó dar la mayor transparencia posible hacia el gran muro de piedra. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir