Agrandar imagen | Ver tamaño original
Al crear una pared diagonal, nació una nueva estantería fácil de usar e integrada con el edificio. Debido a que todos los estantes están inclinados, los niños, las mujeres y los ancianos pueden subir fácilmente sin una escalera, y los libros que están en una alta posición, pueden sacarse y colocarse fácilmente. Además, los libros no colapsan cuando ocurre un terremoto. En Japón, donde a menudo cae la lluvia, las paredes oblicuas juegan un rol de techo de acceso en la entrada. La placa lateral vertical se usa como el pilar (38X235 @ 455) de la estructura. La plataforma horizontal funciona para evitar el pandeo de los pilares de 4 m de longitud. Desde el punto de vista de una estantería segura, se ha creado una nueva relación entre vivienda - estructura - estante. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir