Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto consiste en una vivienda unifamiliar de 200 m2, en un piso, ubica en la ciudad de Santiago, Chile, en la Comuna de Colina, al norte de la capital. Esta zona se caracteriza por tener una condición rural, de baja densidad y terrenos tipo parcela de grandes dimensiones. El solar, de 5.000 m2, es parte de un condominio privado, con grandes avenidas arboladas y con viviendas de alto estadar. El edificio se plantea como una extrución rectangular de hormigón, dispuesto de oriente a poniente, emplazándose cercano al borde sur del terreno para entregar la mayor superficie posible de jardín hacia el norte. Al sur se ubica el acceso vehicular, los estacionamientos y las zonas de servcio como cocina, loggia y baños. El interior de la vivienda se dispone y ordena de tal forma que permita que el programa de dormitorios, living - comedor y sala de estar se abran al jardín, con grandes ventanales que posibilitan la conexión de todos estos recintos con el exterior. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir