El sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

Regístrate ahora y guarda el contenido de ArchDaily

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

Revisa el catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

i

En todo el mundo, arquitectos están encontrando maneras geniales para reutilizar edificios antiguos. Haz clic aquí para ver las mejores remodelaciones.

¿Quieres ver los mejores proyectos de remodelación? Haz clic aquí.

i

Navega a través de edificios inspiradores con nuestra selección de videos en 360. Haz clic aquí.

Revisa nuestros inspiradores videos en 360​. Haz clic aquí.

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
Navega entre artículos utilizando tu teclado
  1. ArchDaily
  2. Obras
  3. Arquitectura Residencial
  4. Japón
  5. Ikeda Terumasa
  6. 1581
  7. Clásicos de Arquitectura: Castillo Himeji / Ikeda Terumasa

Clásicos de Arquitectura: Castillo Himeji / Ikeda Terumasa

Clásicos de Arquitectura: Castillo Himeji / Ikeda Terumasa
Clásicos de Arquitectura: Castillo Himeji / Ikeda Terumasa, Las paredes de yeso blanco y las amplias terrazas de Himeji-jo inspiran su otro nombre, "Castillo de la garza blanca". Imagen cortesía del usuario de Wikimedia Oren Rozen (licenciado bajo CC BY-SA 4.0)
Las paredes de yeso blanco y las amplias terrazas de Himeji-jo inspiran su otro nombre, "Castillo de la garza blanca". Imagen cortesía del usuario de Wikimedia Oren Rozen (licenciado bajo CC BY-SA 4.0)

Con sus relucientes paredes blancas y elegantes tejados en forma de terrazas, es fácil olvidar que el Castillo Himeji fue construido como una fortaleza. Situado entre dos colinas en la ciudad de Himeji, la antigua construcción, también conocida como Himeji-jo, es el mejor ejemplo que ha perdurado hasta hoy de arquitectura de castillos japoneses de los primeros años del Shogunato, que gobernó la nación isleña desde finales del siglo XVI hasta el siglo XIX. Aunque nunca fueron probados en batalla, las elaboradas medidas defensivas del castillo representan el mejor diseño estratégico que se produjo en ese período. Si bien estas medidas se han vuelto obsoletas desde entonces, no se puede decir lo mismo de la estética inmaculada y prístina del castillo, que le valió el sobrenombre de Shirasagi-jo, "Castillo de la garza blanca".

Cortesía del usuario de Flickr Ben Kubota (licenciado bajo CC BY 2.0) Cortesía del usuario de Flickr alisdair (con licencia CC BY 2.0) Una imagen de época muestra el trabajo necesario para construir el gran castillo Himeji de Ikeda Terumasa. Imagen cortesía del usuario de Wikimedia ブ レ イ Public ン ン (Public Domain) Este mapa de la Colección del Laboratorio del Castillo de la Ciudad de Himeji representa las líneas concéntricas de defensa que rodean el Castillo de Himeji. Imagen cortesía del usuario de Wikimedia ブ レ イ Public ン ン (Public Domain) + 14

Desde las torres del Hommaru, se puede ver la Puerta de Hishi y, más lejos, los árboles y el césped del Nishi-no-Maru. Imagen cortesía del usuario de Wikimedia Oren Rozen (licenciado bajo CC BY-SA 4.0)
Desde las torres del Hommaru, se puede ver la Puerta de Hishi y, más lejos, los árboles y el césped del Nishi-no-Maru. Imagen cortesía del usuario de Wikimedia Oren Rozen (licenciado bajo CC BY-SA 4.0)

Gran parte de la historia japonesa oscilaba entre los períodos partidistas y el unificado gobierno imperial. Durante el siglo XVI, el daimyo (soberano feudal más poderoso desde el siglo X al siglo XIX) Oda Nobunaga comenzó a conquistar y consolidar a los dispares shogunates del archipiélago en un solo estado, un proceso continuado por su sucesor, Toyotomo Hideyoshi. Hideyoshi era tan astuto como Nobunaga táctico, y en 1590, todo Japón estaba unido bajo su autoridad nominal; sin embargo, sin una estructura política suficiente para controlar realmente las islas, muchas regiones fueron confiadas al control directo del daimyo local. [1]

Este mapa de la Colección del Laboratorio del Castillo de la Ciudad de Himeji representa las líneas concéntricas de defensa que rodean el Castillo de Himeji. Imagen cortesía del usuario de Wikimedia ブ レ イ Public ン ン (Public Domain)
Este mapa de la Colección del Laboratorio del Castillo de la Ciudad de Himeji representa las líneas concéntricas de defensa que rodean el Castillo de Himeji. Imagen cortesía del usuario de Wikimedia ブ レ イ Public ン ン (Public Domain)

Bajo los reinados de Nobunaga y Hideyoshi, Japón ingresó en su período Azuchi-Momoyama, llamado así por dos castillos construidos respectivamente por los dos líderes. Era una época de magnificas pinturas murales doradas, elaboradas pantallas plegables y el auge de la ceremonia japonesa del té. La extensión de los castillos a través del archipiélago japonés entre 1580 y 1630 sigue siendo uno de los vestigios más prominentes de esta época cultural, como muchas de las ciudades que se formaron alrededor evolucionando en capitales provinciales. Cuando Hideyoshi murió en 1598, el mando del gobierno de Japón no fue traspasado a su hijo, sino al daimyo rival Tokugawa Ieyasu, quien posteriormente nombró a su cuñado Ikeda Terumasa como gobernador de las provincias occidentales. Fue en 1609, en el apogeo del período Azuchi-Momoyama, cuando Terumasa eligió a Himeji como su sede de poder, y se dispuso a crear un castillo digno de la nueva posición de la ciudad. [2,3]

Cortesía del usuario de Wikimedia Oren Rozen (licenciado bajo CC BY-SA 2.0)
Cortesía del usuario de Wikimedia Oren Rozen (licenciado bajo CC BY-SA 2.0)

La primera iteración del Castillo de Himeji fue construida en 1346 por Akamatsu Sadanori, quien edificó un bastión contra otros daimyo durante un período anterior de inestabilidad política. Oda Nobunaga más tarde le dio la fortaleza a Hideyoshi en la década de 1570, el cual la expandió y la convirtió en un castillo. Esto no fue suficiente para Terumasa, sin embargo, él fue quien modeló sus renovaciones después del castillo de Nobunaga en Azuchi. La grandiosidad de su visión fue igualada gracias al esfuerzo que puso para llevarla a cabo: más de 2,500,000 días-hombres de trabajo fueron necesarios para la construcción del nuevo Castillo Himeji de Terumasa. [4]

Una imagen de época muestra el trabajo necesario para construir el gran castillo Himeji de Ikeda Terumasa. Imagen cortesía del usuario de Wikimedia ブ レ イ Public ン ン (Public Domain)
Una imagen de época muestra el trabajo necesario para construir el gran castillo Himeji de Ikeda Terumasa. Imagen cortesía del usuario de Wikimedia ブ レ イ Public ン ン (Public Domain)

El complejo construido por Terumasa entre 1601 y 1609 se extendía más allá del torreón central (torre fortificada): como muchos castillos europeos, Himeji se encontraba dentro de una serie de fosas e instalaciones concéntricas, algunas de los cuales rodeaban y protegían partes de la ciudad más allá del castillo mismo. El paso desde el recinto exterior, el Sannomaru, hacia el interior, Ninnomaru, se logra a través de la Puerta de Hishi, el único portón en la pared exterior. A pesar de su cerramiento, el Ninnomaru es elegante y espacioso, con una gran fosa rectangular conocida como la Fosa de Sangoku y un amplio y verde jardín llamado Nishi-no-Maru ("West Bailey"), desde donde se tiene una excelente vista de la torre principal del castillo. [5.6]

Un modelo recortado de la torre principal revela no solo el par de columnas estructurales que recorren toda la altura del edificio, sino la red de viviendas y las galerías defensivas que forman la torre. Imagen cortesía del usuario de Wikimedia Corpse Reviver (con licencia de CC BY-SA 3.0)
Un modelo recortado de la torre principal revela no solo el par de columnas estructurales que recorren toda la altura del edificio, sino la red de viviendas y las galerías defensivas que forman la torre. Imagen cortesía del usuario de Wikimedia Corpse Reviver (con licencia de CC BY-SA 3.0)

Aislado detrás de otra pared más alta, el recinto más interno, el Hommaru, se vuelve casi inaccesible gracias a sus senderos estrechos y retorcidos que conducen a un segundo conjunto de puertas. Dentro del Hommaru se encuentra la torre central, el Daitenshu, flanqueado por tres torres más pequeñas. [7] Mientras que la fortaleza original de Hideyoshi tenía tres pisos de altura, la de Terumasa aumenta a cinco pisos y albergaba seis con el sótano. El pesado sótano de piedra proporcionaba almacenamiento para alimentos y armamentos, protegiendo a su vez un pozo; los pisos superiores comprendían espacios habitables y miradores desde los cuales los defensores podían disparar flechas por las estrechas ranuras de las ventanas que los ayudaban a protegerse de sus atacantes. Un par de columnas de madera se elevan desde los cimientos hasta el techo, proporcionando un soporte estructural adicional a toda la torre. [8,9]

Cortesía del usuario de Wikimedia Corpse Reviver (con licencia bajo CC BY-SA 3.0)
Cortesía del usuario de Wikimedia Corpse Reviver (con licencia bajo CC BY-SA 3.0)

El Castillo Himeji es conocido tanto por su belleza como por su ingenio defensivo, y es verdad que muchas características destinadas a mejorar esto último también son responsables de la primera. (Esto no quiere decir que su atractivo fue un afortunado accidente, dado que los castillos como Himeji-jo eran muy visibles desde el tejido urbano circundante, Terumasa y otros daimyo no escatimaron gastos en adornar sus casas con la mejor artesanía y ornamentación). [10] El sinuoso camino a través del Ninnomaru, aunque pintoresco con sus cerezos y sus cambiantes vistas, estaba destinado a confundir y atrasar a los invasores. Las pequeñas aberturas en las paredes que bordean el camino permitirían a los defensores bombardear a sus enemigos con cualquier cosa, desde agua hirviendo a proyectiles mortales. Las puertas, incluida la lujosa Puerta de Hishi, se construyeron con aberturas angostas para impedir el avance de grandes grupos. [11] Incluso las blancas paredes eran una medida de defensa: el recubrimiento con yeso de la estructura de madera ayudó a proteger el edificio y sus ocupantes contra el fuego, al igual que las tejas de cerámica. Con esta combinación de circulación táctica y materiales defensivos, el Castillo Himeji no era solo un palacio elegante: era una fortaleza casi impenetrable. [12]

Aunque la elección de los techos de cerámica era una forma práctica de defensa contra el fuego, también permitía que el sello del daimyo se estampara en el extremo de cada teja. Imagen cortesía del usuario de Wikimedia Corpse Reviver (con licencia de CC BY-SA 3.0)
Aunque la elección de los techos de cerámica era una forma práctica de defensa contra el fuego, también permitía que el sello del daimyo se estampara en el extremo de cada teja. Imagen cortesía del usuario de Wikimedia Corpse Reviver (con licencia de CC BY-SA 3.0)

Aunque el Castillo Himeji fue quizás el clímax del diseño del castillo japonés, nunca fue para enfrentarse a una batalla o conflicto. El establecimiento del shogunato Tokugawa provocó un largo período de paz relativa dentro de Japón, obviando la necesidad de una fortaleza para defenderse contra otros daimyo. [13] El edicto de 1615 del shogun de que debería haber un solo castillo por provincia resultó en la destrucción de muchos edificios similares en todo Japón; El Castillo Himeji permaneció como uno de los aproximadamente 170 que sobrevivieron y, al igual que sus contrapartes en otras provincias, sirvió como el centro administrativo y comercial de la región. [14] El castillo siguió con esta función durante tres siglos, hasta el final del Shogunato y el surgimiento de un nuevo gobierno nacional en 1868. Al no haber sido atacado nunca, el Castillo Himeji permanece en gran medida como lo hizo cuando se completó en 1609; aunque un incendio destruyó las viviendas del daimyo en 1882, los esfuerzos posteriores de preservación desde 1934 han restaurado meticulosamente lo que queda del complejo. [15] Relativamente intacto por el tiempo, el brillante Himeji-jo blanco continúa dominando las colinas de la provincia de Kansai, un recordatorio del pasado tumultuoso de Japón.

Cortesía del usuario de Flickr Ben Kubota (licenciado bajo CC BY 2.0)
Cortesía del usuario de Flickr Ben Kubota (licenciado bajo CC BY 2.0)

Referencias

[1] "Japan - Early modern Japan (1550-1850)". Encyclopædia Britannica Online. [access].
[2] “Japan - Early modern Japan (1550-1850)."
[3] Cowan, Henry J., and Trevor Howells. A Guide to the World's Greatest Buildings: Masterpieces of Architecture & Engineering. San Francisco, 2000: Fog City Press. p73.
[4] McNiff, Gregory. "History." Columbia University. Accessed April 19, 2017. [access].
[5] "Himeji Castle, Himeji, Japan." Asian Historical Architecture: A Photographic Survey. Accessed April 21, 2017. [access].
[6] "National Treasure, World Heritage, Himeji Castle." Himeji City. Accessed April 21, 2017. [access]
[7]Himeji Castle, Himeji, Japan.”
[8] Wilkinson, Philip. Great Buildings. New York: DK Publishing, 2012. p128-130.
[9] Cowan and Howells, p73.
[10]Himeji Castle, Himeji, Japan.”
[11] McNiff, Gregory. "Military Design." Columbia University. Accessed April 19, 2017. [access].
[12] Wilkinson, p128-130.
[13]Himeji Castle, Himeji, Japan.”
[14] Mitchelhill, Jennifer, and David Green. Castles Of The Samurai: Power And Beauty. New York: Kodansha USA, 2013. p67.
[15] "Himeji-jo." UNESCO World Heritage Centre. Accessed April 18, 2017. [access].

  • Arquitectos

  • Ubicación

    Japón, 〒670-0012 Prefectura de Hyōgo, Himeji, Honmachi, 68
  • Cliente

    Ikeda Terumasa
  • Año Proyecto

    1581

Ver la galería completa

Ubicación para ser utilizado sólo como referencia. Podría indicar ciudad / país, pero la dirección no exacta.
Sobre esta oficina
Ikeda Terumasa
Oficina
Cita: Fiederer, Luke. "Clásicos de Arquitectura: Castillo Himeji / Ikeda Terumasa" [AD Classics: Himeji Castle / Ikeda Terumasa] 07 jun 2018. Plataforma Arquitectura. (Trad. Caballero, Pilar) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/895353/ad-classics-castillo-himeji-ikeda-terumasa> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.