Agrandar imagen | Ver tamaño original
Casa Plana es un ejercicio radical de horizontalidad, aspecto comúnmente explorado en los proyectos del estudio. Discretamente insertado en el punto más alto del terreno y favoreciendo la topografía existente, su presencia se siente más fuertemente en la huella que en la volumetría. Una extensa línea en un paisaje abierto. Este tipo de inserción en el terreno exigía cuidado y atención con el diseño de la azotea, que es la quinta fachada del edificio. Este fue un ejercicio de composición y selección del equipo que se colocaría allí, como paneles solares y tragaluces. El techo verde imita el césped circundante y contribuye al confort térmico de la casa. Estructuralmente, la losa es una plataforma rígida que no está soportada por vigas sino directamente por los pilares, que se distribuyen modularmente en tres ejes. Los pilares metálicos en forma de cruz son un homenaje a las elegantes proporciones de la arquitectura de Mies van der Rohe. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir