Agrandar imagen | Ver tamaño original
La construcción tiene lugar en una zona residencial, desarrollada hace 30 años durante un período de burbuja inmobiliaria. Aunque esta región solía ser un campo idílico, se configuró en manzanas urbanas por medio de un único desarrollador. Se aplicó a la zona una subdivisión racional con casas aisladas rodeadas de vallas y distantes entre sí. Además, como resultado de la famosa estrategia de marketing de los constructores de viviendas en la década de los '80 y '90 -bajo el símbolo "Mi casa"- para responder a la creciente demanda de vivienda tras el crecimiento económico durante ese mismo período, estas casas recibieron un techo inclinado. Con el tiempo, este diseño urbano y la forma del techo se convirtieron en una identidad para la zona. Los habitantes comenzaron a proteger esto. Al principio, como regla para cada nuevo edificio o modificación de uno existente, luego, finalmente se convirtió en un ley exigida al gobierno en 2015 por la "asociación de residentes". Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir