Agrandar imagen | Ver tamaño original
Se trata de una vivienda unifamiliar en planta baja resuelta con una geometría rotunda que se pliega hacia el sureste abriéndose a la zona del jardín y la piscina. Se reinterpreta la tipología de la vivienda rural de la zona mediante la utilización de un volumen pétreo con cubierta a dos aguas, de una gran rotundidad geométrica que se macla con otra pieza horizontal resuelta en hormigón armado visto que se pliega sobre sí misma generando una zona de porche cubierto y albergando también una zona de barbacoa y comedor familiar interior. La importancia de los espacios de sombra en la vivienda se refuerza con el retranqueo de la fachada principal de la zona del salón y cocina, que genera otro espacio exterior de porche mediante el vuelo de la cubierta del volumen principal. Se busca una continuidad de materiales en todo el proyecto a fin de conseguir una imagen fluida y rotunda de los espacios y volúmenes: El pavimento de gres del interior de la vivienda se prolonga hacia el exterior generando una gran plataforma horizontal que conforma el espacio de terraza, en la cual se integra la piscina, resuelta volumétricamente con este mismo material. La piedra de fachada se pliega y conforma la cubierta. Una piel de lamas de madera de iroko recorre la fachada oeste y norte, integrando todos los elementos de puertas, paneles abatibles y celosías, e incluso se introduce en el interior del espacio habitable conformando el mobiliario y revestimientos interiores. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir