Agrandar imagen | Ver tamaño original
El lugar está marcado por la presencia del campus de cara a la ciudad a través de la nueva biblioteca. Situado en el borde del campus, el nuevo edificio se enrosca alrededor de la antigua biblioteca para crear una dinámica que anuncia el desarrollo y la renovación de la biblioteca y un presagio de la evolución futura del campus. Las limitaciones del plan urbano existente llevaron a una huella de construcción en forma de S muy singular. La ampliación delimita el volumen inicial de la biblioteca y define los límites de la nueva plaza pública.  La morfología del nuevo edificio se adapta y deforma asegurando la continuidad de la fachada urbana. Derivado de las características del campus, alineado con la biblioteca existente (G+2) y que se eleva en un movimiento que revela la vida del lector desplegándose en el interior de la biblioteca y encajando en el paisaje urbano y en la línea trazada por el tranvía.  Por el tamaño y la homogeneidad de su fachada, la nueva Biblioteca Universitaria destaca como un equipamiento público a gran escala, cumpliendo su función de interfaz y transición entre la ciudad circundante y la universidad. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir