Agrandar imagen | Ver tamaño original
El encargo consistió en una vivienda unifamiliar de descanso, ubicada en el borde del lago Llanquihue, a pocos kilómetros de la ciudad de Puerto Varas, una pequeña ciudad al norte de la Patagonia chilena y con el imponente volcán Osorno de fondo. Además, el terreno poseía un pequeña pendiente y un denso bosque que remataba en la playa.   Los objetivos principales de la casa eran; primero poder emplazarse en un claro que entregaba el terreno para integrar el bosque y el lago. Y segundo, un diseño de líneas simples, que integre materiales locales y que diera la opción de distintos usos según las estaciones (un verano de terraza, parrilla y lago que se complementa con un invierno sureño de chimenea y cocina). Se desarrolló un volumen de un agua a lo largo de la cota, planteándose de forma paralela al lago, lo que permitió abrirse hacia este y el norte, depositando el gran volumen de lluvia de la región en la espalda de la casa.Programáticamente la casa fue pensada para acoger tanto una familia completa de 6 personas en los meses de verano, como solo a los 2 propietarios en los meses de invierno, teniendo los espacios de estar, comedor y cocina, totalmente comunicados y como núcleo central de la vivienda. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir