Agrandar imagen | Ver tamaño original
Diseñado por Andrea Fuentes Núñez, el proyecto Vivienda de uso mixto fue elegido uno de los 10 ganadores en la categoría Proyectos de Título del Concurso Arquitectura Caliente 2018 (CAC 2018), certamen chileno organizado por el Grupo Arquitectura Caliente y con el financiamiento del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Existe hoy la necesidad de que la vivienda salga de la especificidad doméstica. La forma en que ha actuado la economía en el país y el mundo ha producido la inquietud y búsqueda de nuevas formas de sustento por parte del individuo, que ha sabido cubrir sus necesidades aferrándose a lo que poseen, utilizando el único suelo disponible y propio, mezclando trabajo y vivienda, la pregunta es ¿a qué punto la vivienda cede para alojar la productividad? El estudio de un caso ubicado en un sector residencial – comercial, donde los mismos habitantes han logrado entender la necesidad del lugar; la demanda que se condiciona por la mala planificación de barrios desprovistos de equipamiento y la oferta generada a partir de aspiraciones personales que se materializan dentro de la propiedad habitacional, modificándolas para establecer el “almacén”. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir