Agrandar imagen | Ver tamaño original
ClienteEl cliente es una pareja joven con dos hijos pequeños, el encargo: su primera casa construida, propia, hecha a medida y para toda la vida. Querían una casa de “espacio único” integrado y flexible en planta baja. Una cocina amplia, un living comedor con doble altura, un espacio comodín que por momentos pudiese operar como escritorio, estar diario o proyección del living comedor para ampliar su área en eventos especiales. Un patio interior y una batería aislada de servicios. En planta alta las habitaciones privadas resaltando la habitación principal sobre el resto, con baño en suite, vestidor y terraza propia. EspacialidadA las premisas del cliente decidimos sumar algunos ajustes que potenciaran secuencias espaciales capaces de estimular los usos manipulando la flexibilidad de expansión-segmentación interior sin dificultades y alejaran el resultado de un esquematismo funcional demasiado geométrico. El primero incorporó la transición exterior – interior a través del espacio contenido por la proyección volada de los volúmenes del segundo nivel, que generan dos aleros de recepción – extensión del espacio interior hacia ámbitos resguardados del sol y la lluvia, un ingreso techado para relacionarse con la calle, pérgola y parrillero para relacionarse con el patio y piscina sobre el fondo. Ámbitos semi-interiores que amplifican considerablemente el área de uso de la vivienda. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir