Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa de vacaciones se encuentra en el punto más alto de la isla de Santorini, en la ladera de la montaña del Profeta Ilías. El edificio está orientado al suroeste y tiene vistas al mar Egeo y al paisaje volcánico. La residencia consta de una sala de estar, un comedor, una cocina, un dormitorio principal y dos baños, todo orientado a partir de las vista. La forma alargada y rectangular está enclavada en la pendiente. El material de excavación que resultó durante el período de construcción, se utilizó para dar forma a la fachada principal de la casa y su paisaje circundante. La casa está integrada al borde del acantilado, dejando la menor huella posible. El objetivo del proyecto es fusionar el espacio interior y exterior de la casa. La puerta de vidrio larga y corrediza, de 10 metros de longitud, se abre y une la zona interior de relajación con el patio y la piscina. El espacio interior se convierte en uno exterior, bajo una sombra, y al mismo tiempo se expande en una piscina infinita, un salón exterior y una plataforma de madera que compone el espacio exterior. Dos paredes independientes destacan las dos entradas, a través de dos escaleras laterales. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir