Agrandar imagen | Ver tamaño original
El gobierno húngaro está introduciendo una nueva prohibición de rascacielos con la esperanza de preservar el horizonte de Budapest. Gergely Gulyás, ministro de la oficina del primer ministro, declaró recientemente que la prohibición afectará a todos los edificios nuevos en Budapest de más de 90 metros de altura. La prohibición no limitará los proyectos ya aprobados con permiso de planificación, incluida MOL Campus Tower de Foster + Partners, un edificio de gran altura que se está construyendo como parte de la nueva sede del Grupo MOL. La torre de 120 metros estará exenta porque ganó previamente el permiso de planificación. Gulyás anunció que el gobierno tiene la intención de reforzar el control sobre el desarrollo de edificios altos y la prohibición es el primer paso en este plan. Añadió que, de acuerdo con las regulaciones pertinentes, los edificios de hasta 65 metros de altura no estarán sujetos a restricciones, mientras que los edificios de entre 65 y 90 metros estarán sujetos a un complejo proceso de concesión de licencias que también tendrá en cuenta criterios estéticos. Después de la entrada en vigor de la legislación, no habrá margen para la construcción de rascacielos de más de 90 metros. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir