Arquitectura y crítica: ¿por la gente, para la gente?

Arquitectura y crítica: ¿por la gente, para la gente?

Este artículo fue originalmente publicado en Common Edge como "Architectural Criticism that's Not Just for Architects."

En caso de que no te hayas dado cuenta de la transición de papel a pixeles que ya es un hecho, estás leyendo esto justamente sobre pixeles. Actualmente todo está cambiando y eso incluye cómo hablamos, pensamos y escribimos sobre la arquitectura.

Un ensayo reciente me mostró el impacto de cómo los medios no tan nuevos han cambiado el sentido de la crítica arquitectónica, de hecho, ha cambiado por completo la crítica en general y lo que esperamos de ella. Hace unas semanas, Kate Wagner, creadora del blog "McMansion Hell" y colaboradora de Common Edge, escribió una pieza para Vox.Com en la nueva casa de verano de Betsy DeVos en Park Township, Michigan. Esto detonó diversas reacciones por parte de los lectores.

La pieza tenía claras alusiones a su desdén no solo por el consumo excesivo y conspicuo, sino también por DeVos y en general, por toda la administración Trump. En lugar de simplemente denigrar la estética extravagante de una persona rica de McMansion, el artículo de Wagner era una indignación cultural total que rozaba la energía del Movimiento de Resistencia y su recepción estaba en completo acuerdo con las muchas y crecientes piezas no arquitectónicas que evocan lo que llaman el desborde de Trump.

Entre los miles de tweets alegres y comentarios que aparecieron posteriormente, Paul Goldberger comentó: "@mcmansionhell derrota brillantemente a Betsy DeVos, demostrando una vez más que es una de las críticas de arquitectura más audaces y entretenidas".

Podría decirse que el crítico de arquitectura más famoso del mundo, confirió a Wagner el título de "arquitecta crítica" (en Twitter, por supuesto). No solo es una bloguera inteligente, divertida y personal, sino que está usando el análisis arquitectónico para describir nuestra cultura de forma inmediata.

Es por eso que tuve a Wagner en mi programa de radio, "Home Page" antes de su polémica de internet más reciente y le pregunté por qué la gente amaba su blog: "Creo que disfrutan el blog porque habla de arquitectura de una forma que no es condescendiente y esto francamente no es muy común. Quizá no en todo sí en los blogs de arquitectura."

Courtesy of Flickr User Andrew Guyton. ImageMcMansions such as these are among the types of buildings discussed on McMansion Hell
Courtesy of Flickr User Andrew Guyton. ImageMcMansions such as these are among the types of buildings discussed on McMansion Hell

La voz de Wagner es aguda, ingeniosa y está entre las más brillantes de esta emergente crítica arquitectónica basada en internet. No necesitas ser miembro de la AIA para recibir cientos de artículos, imágenes y proyectos por día. Una vez que hay media docena de revistas impresas de arquitectura preeminentes, ahora las pocas que quedan luchan por mantenerse con vida en el papel, mientras que la presencia de la web hace que la revisión desplazada de las imágenes en un dispositivo sea una norma. Este nuevo mundo está en contraste con las reglas de papel más largas del pasado, a menudo llenas de escritura crítica arcana e impenetrable, orientadas al estrecho campo de los académicos de arquitectura.

Publico regularmente en ArchDaily –escribió para Archinect y HOUZZ–  y en demás sitios de menor escala. La respuesta instantánea y el amor/odio o indiferencia masivos (el más grave de los tres) que permite el internet es rápida y muy intensa. Los comentarios no son editados y a menudo deslumbran en su brillantez o incoherencia. Esto es, lo creas o no, una gran virtud.

Este reciente torrente de expresiones destacó cómo internet ha transformado la manera en que intercambiamos pensamientos y respuestas arquitectónicas. Universal, instantánea, completamente cambiante, todo en internet es en tiempo real y esencialmente gratuito (un problema para discutirlo otro día).

Wagner se burla en crudo de la casa DeVos, pero muestra cómo el exagerado también puede ser grotesco porque revela la venalidad de su constructor. La reacción a su obra fue más allá de un crítico que revela la verdad negativa sobre un edificio: fue una ola masiva de me gusta, reacciones, comentarios y retweets que llamearon y se enfocaron en todo lo que Wagner abordó, no solo en la estética del hogar. Fue la crítica la que trascendió la arquitectura misma.

Esta percepción más amplia de los edificios va más allá de la estética, y es lo que explota en Internet. Pero no es solo Wagner; hay una ola de blogs y sitios web que se centran en el brutalismo como expresión arquitectónica de la ideología cultural. En estos sitios, la arquitectura evidencia una cosmovisión tanto como la estética específica de cualquier edificio. Los sitios web brutalistas, como #SOSBRUTALISM y“Fuck Yeah Brutalism” son tan positivos como "McMansion Hell" es negativo. Estos blogs abarcan las intenciones universales y la visión social que engendraron el brutalismo, y son casi nostálgicos en su brillante consideración por los edificios que la mayoría de los civiles (es decir, los que no son arquitectos) creen que fracasaron miserablemente.

Courtesy of Flickr User Ádám Szedlák. ImageThe Alexandra Road Estate by architect Neave Brown; an example of London's brutalist architecture.
Courtesy of Flickr User Ádám Szedlák. ImageThe Alexandra Road Estate by architect Neave Brown; an example of London's brutalist architecture.

Esta nueva era de crítica de internet me recuerda a la posmodernidad, cuando los libros de Vincent Scully, Robert Venturi, Denise Scott Brown y Tom Wolfe desgarraron el estado de cosas existente con perspicacia e ingenio. El posmodernismo fue asesinado a cuestas o se suicidó por sus propios absurdos, pero su crítica a la arquitectura alternativa fue refrescante, provocadora y expuso el mensaje contracultural de la década de 1960 de "rechazar la autoridad".

Algunos dicen que el producto estético del postmodernismo fue superficial en el mejor de los casos. Para mí, su impacto reaccionario se basó en comentarios. Creo que la agitación considerará una pequeña ola cuando se compara con lo que la tecnología emergente presagia para nuestra profesión, y eso incluye la crítica.

Tal vez esta nueva crítica es solo en su incómoda adolescencia. La alegría de la presentación instantánea en tiempo real de duración ilimitada, disponibilidad universal y corrección inmediata del error es una forma fantástica de comunicarse. Pero la capacidad de vincularse a sitios en vivo, imágenes, videos y noticias hace que el mundo indirecto del periodismo tradicional ligado a la página sea pintorescamente táctil.

Estos próximos cambios no son solo acerca de lo que se produce. En última instancia, los métodos de creación alteran lo que se produce. La cultura actual está rechazando la armonía de ocho partes de Gilbert & Sullivan en favor del canto de una cappella; lo que refleja el hecho de que la capacidad de leer partituras se está desvaneciendo desde la creación de la música. La música se hace de muchas maneras, pero el oído a la boca de a cappella está derrotando la música mano a mano y sin papel.

Perder la belleza y la circunspección del periodismo arquitectónico impreso será una pérdida, una pérdida que siento con cada quiosco perdido. Los argumentos totalmente creados, enmarcados en papel en un contexto delimitado, con fotos específicas y otros gráficos, todavía existen, pero al igual que "dibujar" es una forma de caminar anónima. Por supuesto, el tono divertido y coloquial de "McMansion Hell" puede no ser el que seguirán todas las críticas futuras, pero las pocas revistas impresas restantes se convertirán finalmente en amadas notas al pie y los crecientes formatos digitales del periodismo arquitectónico cambiarán la crítica arquitectónica mucho más allá lo que vemos ahora.

Quizás la línea entre el análisis y el comentario se esté difuminando. Tal vez la crítica arquitectónica, como el periodismo en sí, está evolucionando hacia un lugar de diálogo y reacción en lugar de los intentos de análisis intelectual de la era de la imprenta.

Hace cuatro años, Marshall McLuhan dijo: "el medio es el mensaje". Está claro que los millones de hoy en día comprometidos en ver, reaccionar y pensar en la arquitectura en todos los lugares como "McMansion Hell" no formaban parte de la audiencia de Architectural Record hace 20 años.

Y tal vez eso sea algo bueno.

Sobre este autor/a
Cita: Dickinson, Duo. "Arquitectura y crítica: ¿por la gente, para la gente?" [Architecture and Criticism: By the People, for the People? ] 07 sep 2018. Plataforma Arquitectura. (Trad. Arellano, Mónica) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/901433/arquitectura-y-critica-por-la-gente-para-la-gente> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.