Agrandar imagen | Ver tamaño original
Tras una serie de intentos fallidos, el edificio Mónaco en Medellín finalmente será demolido a comienzos de 2019, según informó ayer el periódico colombiano El Tiempo tras la confirmación de la propia alcaldía de la ciudad colombiana. El edificio Mónaco, convertido en bien municipal este año, fue la residencia de la familia del fallecido narcotraficante Pablo Escobar en el barrio de El Poblado en Medellín. En enero de 1988 un carro bomba con 80 kilos de dinamita explotó frente al edificio, dando inicio a una serie de atentados entre los carteles de la droga en Medellín. En agosto pasado, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, había fijado la demolición del inmueble para enero del próximo año durante una intervención en el reciente Encuentro de fiscales contra el crimen organizado. Esto se suma a las 460 propuestas recogidas por la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU) en una serie de talleres realizados junto a vecinos de la estructura, víctimas directas e indirectas de la guerra vivida en la época de los 80 y 90, según informó El Tiempo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir