Agrandar imagen | Ver tamaño original
La topografía, la orientación solar, los árboles existentes y el cuidado con la función fueron los elementos que ayudaron a moldear los primeros croquis de este proyecto. En la definición de los volúmenes y planos entraron los elementos naturales. Gran parte de la vegetación nativa del terreno fue mantenida, como premisa para el lanzamiento del partido arquitectónico. Planos y volúmenes bien resueltos son herramientas muy utilizadas en la arquitectura modernista, que inspiraron a la oficina, con el mínimo de rasgos dando el máximo de resultado. La casa fue diseñada para una pareja joven con una hija, practicantes de deportes, amantes de la naturaleza, vinos y el buen vivir. Una piscina de 20 metros (que se utiliza diariamente para practicar natación) y una bodega en el subsuelo comprueban eso. Los materiales naturales "protegidos" por el modismo, dejan la casa atemporal. Se utilizaron piedras (granito gris andorinha levigado, mármol travertino y piedra canjiquinha), madera (en los decks y pérgolas) además de ladrillo, acero y hormigón a la vista. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir