El sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

Regístrate ahora y guarda el contenido de ArchDaily

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

Revisa el catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

i

En todo el mundo, arquitectos están encontrando maneras geniales para reutilizar edificios antiguos. Haz clic aquí para ver las mejores remodelaciones.

¿Quieres ver los mejores proyectos de remodelación? Haz clic aquí.

i

Navega a través de edificios inspiradores con nuestra selección de videos en 360. Haz clic aquí.

Revisa nuestros inspiradores videos en 360​. Haz clic aquí.

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
Navega entre artículos utilizando tu teclado
  1. ArchDaily
  2. Noticias
  3. "Aprendemos de lo ordinario y de lo extraordinario": Robert Venturi y Denise Scott Brown

"Aprendemos de lo ordinario y de lo extraordinario": Robert Venturi y Denise Scott Brown

"Aprendemos de lo ordinario y de lo extraordinario": Robert Venturi y Denise Scott Brown
"Aprendemos de lo ordinario y de lo extraordinario": Robert Venturi y Denise Scott Brown, Best Products Showroom, Langhorne, Pennsylvania (1978). Image © Tom Bernard
Best Products Showroom, Langhorne, Pennsylvania (1978). Image © Tom Bernard

Existen tantas complejidades y contradicciones en la vida en general y particularmente en la arquitectura. Escribo esta introducción con motivo de una entrevista que sostuve en 2004 con Robert Venturi y su pareja y socia Denise Scott Brown, mientras visitaba la Universidad Tsinghua de Beijing, donde fui invitado a dar clases este otoño. ¿Fue una simple coincidencia cuando justo antes de abandonar mi departamento en la ciudad de Nueva York, tomé un número de 2001 de la revista Architecture que mostraba a Venturi en su portada citando: "No soy y nunca he sido posmodernista"?

Me enteré de la muerte de Venturi la semana pasada en mi primer día como profesor en Tsinghua; la noticia llegó cuando los estudiantes y yo discutíamos sus propuestas para mejorar el campus. En otra extraña coincidencia, Venturi y Scott Brown, justo antes de nuestra entrevista, habían estado trabajando en su propia propuesta para el mismo campus. Fue una sorpresa agradable y agridulce escuchar a mis alumnos hablar de liberar el campus de la misma manera en la que las complejidades y contradicciones en la arquitectura de Venturi atacaron la dominante arquitectura del minimalismo y la abstracción hace más de 50 años.

Las ideas de Scott Brown y Venturi no se materializaron en este campus, pero su pensamiento analítico y a menudo rebelde influyó enormemente en la forma en que los estudiantes aquí y los arquitectos de todo el mundo abordan la arquitectura. Fue Venturi quien liberó nuestra disciplina y animó a hacer nuestras propias preguntas, a alejarse de todo tipo de dogmas y provocar ideas de hibridación. Lo que sigue es un extracto de mi conversación con los arquitectos en su oficina en Filadelfia hace 14 años.

Aprendemos de lo ordinario y de lo extraordinario: Robert Venturi y Denise Scott Brown Aprendemos de lo ordinario y de lo extraordinario: Robert Venturi y Denise Scott Brown Aprendemos de lo ordinario y de lo extraordinario: Robert Venturi y Denise Scott Brown Aprendemos de lo ordinario y de lo extraordinario: Robert Venturi y Denise Scott Brown + 13

VB: Acabas de regresar de China, donde trabajas en un plan de campus para la Universidad de Tsinghua en Beijing y dos edificios de oficinas de 45 pisos en Shanghai. ¿No crees que hay una contradicción en invitar a un arquitecto de otra parte del mundo a hacer un proyecto local?

Robert Venturi: No en esta era.

Denise Scott Brown: En Beijing, el cliente nos quería a nosotros específicamente debido a nuestro conocimiento estadounidense. Querían escuchar acerca de los valores culturales sobre la educación, aunque eso no signifique que acepten esos valores. Querían ampliar su punto de vista; estaban buscando personas que pudieran ponerse en sus zapatos y dar su punto de vista, pero que tengan otro tipo de experiencia. Esta es una sociedad que lleva 5,000 años de historia y Bob y yo llevamos apenas 70 y tantos. Hay muchas cosas que podemos compartir

RV: Una razón por la que nos gusta trabajar en el proyecto en Shanghai es el multiculturalismo esencial que representa esta ciudad, la unión de las culturas orientales y occidentales que ha estado sucediendo en Shanghai en el último siglo y medio. El multiculturalismo, es decir, la yuxtaposición de la cultura universal y las culturas étnicas locales, es ahora inevitable, dinámico, enriquecedor y saludable. Shanghai ha sido y es un gran ejemplo de este fenómeno.

DSB: Bob y yo tenemos antecedentes multiculturales. Mis abuelos vinieron de Letonia y Lituania y, a través de ellos, tengo una memoria insuficiente de Europa del Este en mi entorno, junto con sus visiones del mundo del siglo XIX. Pero nací en Zambia y crecí en Sudáfrica. Nuestro hijo recientemente visitó Letonia y Lituania y dice que la gente de allí parece familiar. La familia de Bob es italoamericana. Los dos vivimos en Italia. Los dos estamos interesados en otras culturas. Bob y yo hablamos un poco de italiano y francés. También hablo un poco de alemán y afrikaans, y un poco de una lengua africana. Esa es la matriz cultural en la que vivimos y disfrutamos, y nos ha ayudado a prepararnos para trabajar en otras culturas.

VB: Has viajado mucho y has experimentado muchas formas diferentes de arquitectura. ¿Podrías nombrar un edificio o proyecto del que más aprendiste y por qué?

RV: He aprendido más de la arquitectura de Miguel Ángel. Para mí, su Porta Pia en Roma es el edificio único más inspirador. Pienso en la arquitectura de Miguel Ángel y Palladio como manierista. He estado aprendiendo y escribiendo sobre manierismo durante muchos años. Aprendí mucho de los edificios de Miguel Ángel en Roma y Florencia y las iglesias de Palladio en Venecia. Esta es una arquitectura que me inspiró más y es por la idea de que los manieristas aceptaron y reconocieron las convenciones y luego se desviaron de ellas, haciendo excepciones y creando ambigüedades propias. Estas son las ideas que exploré en Complejidad y contradicción en la arquitectura. Y luego, por supuesto, aplicamos estas ideas no solo para la arquitectura, sino también para el simbolismo, que aprendimos de Las Vegas y la cultura pop estadounidense.

DSB: Aprender de un edificio es menos interesante para mí que aprender de un espectro de lugares. Aprendemos diferentes cosas de diferentes culturas y ciudades. A veces visitamos un gran edificio y lo adoramos, pero también encontramos que su contexto es tan inspirador como el propio edificio. Las lecciones que aprendemos de Las Vegas, Los Ángeles, Roma y Tokio son tan intensas, tal vez incluso más intensas que las que aprendemos de grandes edificios individuales.

RV: Y aprendemos tanto de lo ordinario como de lo extraordinario.

VB: Ambos conocían a Louis Kahn muy bien. ¿Qué aprendieron de él?

RV: Conocí a Kahn en 1947, antes de que se hiciera famoso. Ahora está muy de moda y nunca pasó de moda. Tengo sentimientos encontrados sobre Lou. Fue un gran arquitecto y aprendí mucho de él, pero él no era un arquitecto divino y también estoy resentido con él. La razón por la que estoy amargado es porque también aprendió de mí y de otros jóvenes a su alrededor y nunca admitió eso, lo cual es muy injusto.

VB: ¿Qué aprendió Louis Kahn de ti?

RV: Aprendió de mí sobre los elementos de las capas; sobre las ventanas como agujeros en las paredes en lugar de la ausencia de paredes; sobre la ruptura del orden de la arquitectura y sobre el uso de la inflexión, que es la idea de que un edificio puede inclinarse más allá de sí mismo hacia otra cosa. También Kahn estuvo influenciado por mi uso de la analogía histórica como parte del proceso analítico del diseño, que a su vez derivaba de mis profesores en la Universidad de Princeton, Jean Labatut y Donald Drew Egbert.

DSB: En 1984 escribí un artículo, A Worm’s eye view of recent architectural history. El gusano era yo. Durante una larga vida, he visto mucha historia arquitectónica, pero creo que la historia a veces está escrita a 180 grados, por historiadores que no estaban allí. No soy historiador, pero puedo escribir el acta de las reuniones, por así decirlo. Fui testigo de muchos intercambios entre Bob y Lou. Todos aprendimos de Lou, eso es admitido. Pero las lecciones fueron en ambos sentidos; Lou debería haberle atribuido algunas de sus "ideas" a Bob, y un par de ellas a mí.

RV: En realidad, somos lo suficientemente mayores como para saber algo de historia, no solo de libros, sino a través de nuestra propia experiencia y sabemos que la historia no siempre es correcta.

VB: La historia tiene sus huellas no solo en los libros, sino también en lugares como Roma. ¿Qué tiene Roma que lo hace un lugar tan especial para ti?

RV: El año pasado celebramos el 55 aniversario de mi primer día en Roma. La primera vez que fui a Roma fue cuando tenía 23 años. Roma siempre fue un lugar muy importante para mí. Antes de que tuviera memoria ya sabía que quería ser arquitecto. Mi padre y mi madre fueron ambos devotos de la arquitectura. Como estadounidense, lo que más me fascinaba de Roma era el hecho de que la ciudad estaba hecha esencialmente para alojar al peatón, no al vehículo y también existía la combinación de calles estrechas y amplias plazas. Particularmente estoy fascinado por la arquitectura barroca espacialmente compleja. También hay un aura muy especial de Roma y sus colores: amarillo y naranja. He escrito mucho sobre Roma. Ese primer viaje fue una experiencia muy emocional, así como racional, para mí.

DSB: La ciudad define el canon occidental de la arquitectura. Incluso para los modernistas es la base de la arquitectura. Durante mucho tiempo retrasé visitar Roma. La gente preguntó: "¿Cómo se puede estudiar arquitectura y no ir a Roma?" Luego, después de la graduación, fui a Italia durante seis meses y viví y trabajé brevemente en Roma. La experiencia en Roma me ayudó a prepararme para lo que he hecho desde entonces, y las amistades que formé entonces han durado hasta ahora.
   

RV: Tuve el privilegio de estar en Roma como miembro de la Academia Americana. Aprendí más de la Roma barroca que de la Roma clásica, y también de las primeras basílicas cristianas, adornadas con superficies iconográficas. Descubrimos que la iconografía es muy importante. Recientemente terminamos un libro Arquitectura como signos y sistemas para un tiempo manierista. Las estructuras que estamos diseñando en Shanghai ahora son esencialmente edificios similares a Mies van der Rohe con adornos LED en las fachadas. Estas torres son muy simbólicas y respaldan la idea de la arquitectura como signo, que es muy diferente de la forma dramática y barroca de los rascacielos populares de la actualidad. Gran parte de la arquitectura en el siglo 20 se basa en la estética del expresionismo abstracto. Pero siempre hubo una referencia simbólica en la arquitectura del pasado: en los templos egipcios, en los frontones griegos, en los mosaicos de las iglesias cristianas primitivas o en las vidrieras de las grandes catedrales europeas. Estos representan narrativas a través de las cuales estos edificios intentan "venderte" algo: catolicismo, protestantismo o lo que sea. En nuestro tiempo, la iconografía se puede aplicar a los edificios, ya sea señalización, ornamento o electrónica. Por ejemplo, la arquitectura comercial estadounidense "vende" productos a través de la iconografía mostrada. Todas estas cosas nos interesan y expresamos estas ideas en otro libro que se publicó hace unos años, llamado Iconografía y Electrónica sobre una Arquitectura Genérica.

VB: ¿Su arquitectura es más sobre comunicación que sobre espacio?

RV: Sí, es exactamente eso.

VB: Entonces, ¿cómo se diferencia la arquitectura de otras disciplinas como el arte o la música?

RV: Creo que todas las artes visuales esencialmente dicen algo, emplean la narrativa, el simbolismo y la representación.

DSB: La arquitectura tiene un papel que el arte y la música no tienen. Alberga objetos y personas. La arquitectura proporciona refugio y comunicación: un cobertizo y decoración. Cuando dijimos que la mayoría de los edificios debían diseñarse como cobertizos decorados, esta era una afirmación extrema. Pero estaba destinado a ayudarnos a alejarnos de la noción de que el espacio es todo de lo que se trata la arquitectura. El espacio es solo uno de los muchos componentes de la arquitectura.

VB: Cuando los clientes te piden que hagas un proyecto, ¿qué crees que realmente quieren que hagas por ellos?

DSB: Diferentes clientes quieren cosas diferentes. Nuestros clientes en Beijing, por ejemplo, escucharon a Bob hablar sobre la planificación del campus de una manera que les interesaba. No dijeron: "contratemos a un arquitecto famoso y usemos su nombre para recaudar dinero". Sintieron que había una reunión de mentes entre nosotros y que teníamos una experiencia y una metodología que podría ayudarlos en su objetivo de producir un maravilloso entorno para el futuro.

Sainsbury Wing at the National Gallery, London (1991). Image © Timothy Soar
Sainsbury Wing at the National Gallery, London (1991). Image © Timothy Soar

RV: En este momento, hay una noción de que para hacer una gran arquitectura, el arquitecto debe ser importado del exterior. Los arquitectos europeos están rediseñando muchos museos estadounidenses y muchos arquitectos estadounidenses trabajan en todo el mundo.

DSB: Los museos de arte, en particular, se reúnen para contratar a la última "estrella" arquitectónica, que diseñará "arquitectura de autor". Quieren ser vistos como inconformistas: unirse a la multitud de inconformistas que contratan a ese arquitecto. Hay una ironía aquí.

VB: Algunos críticos dicen que la Casa Vanna Venturi es la casa más significativa de la segunda mitad del siglo XX; otros dicen que es la primera casa postmodernista. ¿Qué piensas?

RV: Creo que es la primera casa moderna que emplea referencias simbólicas. Dice: "Soy una casa; Soy un refugio". Los modernistas nunca harían eso. Por otro lado, amo la Villa Savoye de Le Corbusier y aprendí mucho de ella. También emplea simbolismo, pero simbolismo industrial, dentro, irónicamente de su estética abstracta.

DSB: Creo que la Casa Vanna Venturi influyó en lo que los arquitectos llaman posmodernismo. Pero los arquitectos malinterpretaron su dirección, lo que representaba. Para mí, tiene en él, en embrión, casi todo lo que hemos hecho desde entonces. Si nos fijamos en nuestros proyectos posteriores, como el Sainsbury Wing en Londres, podemos encontrar la casa Vanna Venturi allí. Entonces, sus raíces son importantes para nuestro propio trabajo posterior. Y desde que fue construido, ha servido como una piedra de toque para las ideas de generaciones sucesivas de arquitectos. Esto es más importante que su distorsión temporal por parte de los posmodernistas.

VB: Un maestro quiere educar a sus alumnos, un médico quiere curar a sus pacientes y un escritor desea compartir una historia con sus lectores. ¿Qué crees que un arquitecto debería querer?

RV: Creo que un arquitecto debería querer enriquecer la vida y un contexto particular y, a menudo, eso significa ser recesivo. No todos los edificios deberían gritar y gritar: "¡Oye, soy un edificio! ¡Estoy aquí e impongo mi ego a todos ustedes!" A veces es apropiado, pero en general, la arquitectura debería ser un trasfondo para la vida y por la vida. Amo a Beethoven, pero no puedes escuchar sus sinfonías constantemente.

DSB: Los médicos tienen un precepto: primero, no hacer daño. Nosotros deberíamos querer eso también. Los arquitectos deben darse cuenta de que no pueden hacer mejores personas dándoles espacios hermosos. Todas las artes dan placer. Los hermosos espacios también dan placer. Pero lo que amo de la arquitectura es que sus problemas -los resúmenes o programas del proyecto- desafían mi intelecto y mi creatividad para encontrar la resolución correcta, que podría durar 300 años o más. Sin embargo, al mismo tiempo, me encantan los resultados hermosos. Cuando visitamos nuestros edificios y vemos que se usan como queríamos que fueran, que la gente descubrió lo que ponemos allí para ellos, cuando vemos algo delante de nosotros que una vez fue solo una idea en nuestras mentes y cuándo lo encontramos hermoso, esto nos da un placer muy profundo. No sé qué otras artes pueden traer esa maravillosa combinación de sentimientos.

VLADIMIR BELOGOLOVSKY es el fundador del Proyecto Curatorial sin fines de lucro con sede en Nueva York. Formado como arquitecto en Cooper Union en Nueva York, ha escrito cinco libros, entre ellos Conversations with Architects in the Age of Celebrity (DOM, 2015), Harry Seidler: LIFEWORK (Rizzoli, 2014), and Soviet Modernism: 1955-1985 ( TATLIN, 2010). Entre sus numerosas exposiciones: Anthony Ames: Object-Type Landscapes at Casa Curutchet, La Plata, Argentina (2015); Colombia: Transformed (American Tour, 2013-15); Harry Seidler: Painting Toward Architecture (world tour since 2012); y Chess Game for Russian Pavilion at the 11th Venice Architecture Biennale (2008). Belogolovsky es el corresponsal estadounidense de la revista de arquitectura SPEECH, con sede en Berlín, y ha dado conferencias en universidades y museos en más de 20 países.

La columna de Belogolovsky, City of Ideas, presenta a los lectores de ArchDaily sus últimas y actuales conversaciones con los arquitectos más innovadores de todo el mundo. Estas conversaciones íntimas forman parte de la próxima exposición del curador con el mismo título que se estrenó originalmente en la Universidad de Sydney en junio de 2016. La exposición City of Ideas viajará a lugares de todo el mundo para explorar el contenido y el diseño en constante evolución.

Sobre este autor/a
Vladimir Belogolovsky
Autor
Cita: Belogolovsky, Vladimir. ""Aprendemos de lo ordinario y de lo extraordinario": Robert Venturi y Denise Scott Brown" [“We Learn From the Ordinary as Well as From the Extraordinary”: Robert Venturi and Denise Scott Brown] 24 sep 2018. Plataforma Arquitectura. (Trad. Arellano, Mónica) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/902550/aprendemos-de-lo-ordinario-y-de-lo-extraordinario-robert-venturi-y-denise-scott-brown> ISSN 0719-8914

Más entrevistas en nuestro Canal de YouTube

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.