Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa está ubicada en lo alto de un cerro en un barrio residencial de Santiago, Chile.  Forma parte de un conjunto de 2 viviendas que comparten un terreno de 2500m2. La pendiente, las vistas en 360 grados y la forma de acceder al terreno condicionan el diseño, los niveles y la disposición de los volúmenes. Se compone de dos cuerpos principales que se intersectan fragmentando el espacio circundante en patios que se abren a las diferentes vistas y las integran a los espacios interiores. Desde la calle estos volúmenes parecen suspendidos sobre la pendiente y los estacionamientos. Una amplia escalera conduce desde el patio de acceso a un plano noble un piso más arriba. Esta planta alberga los espacios públicos de la casa que se diseñaron como un continuo en un nivel que incorpora desde el jardín, la cocina y el estar familiar hasta el living y comedor que se proyectan en doble altura hacia la vista a la ciudad y la cordillera de los Andes. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir