Eduardo Castillo: "Tuve ambición de construir solo, lo que es muy complejo"

Eduardo Castillo: "Tuve ambición de construir solo, lo que es muy complejo"

La noticia corrió rápidamente esa tarde de miércoles. El arquitecto chileno Eduardo Castillo, socio de Smiljan Radic, estaba grave tras un accidente vehicular que había sufrido ese mismo día en Santiago. El medio local de la arquitectura no alcanzó a reaccionar cuando a la mañana siguiente, el jueves 05 de octubre de 2017, fue confirmado su inesperado fallecimiento a los 45 años de edad.

Su muerte no solo conmocionó al mundo de la arquitectura por su temprana partida, sino también porque truncaba una destacada y subvalorada trayectoria como diseñador y académico, quien había explorado en sus obras su interés por la ruralidad, heredada de su padre carpintero. Su carrera estuvo fuertemente asociada a sus proyectos junto a Smiljan Radic, aunque también ejercía en solitario y antes había trabajado con Teodoro Fernández y Germán del Sol, a quien entrevistó —junto a Luis Izquierdo— para su libro Conversaciones informales (2009).

Al momento de su fallecimiento la obra de Castillo había sido documentada principalmente en revistas especializadas, publicaciones como Conversaciones informales, su blog personal que actualizaba ocasionalmente con maquetas, citas y dibujos sobre sus proyectos y una extensa entrevista subida a Vimeo, un oasis entre respuestas genéricas de Google y catálogos impresos.

Grabado a dos cámaras, a Castillo se le ve relajado, reflexivo y certero en una conversación que recorre su interés por la ruralidad, su interés por construir, sus proyectos en Concepción —el Teatro Regional del Biobío y el Centro Cívico— y la importancia de la forma en el diseño, más allá de reflexiones superficiales. Registrada por Dostercios Editorial a comienzos de 2014, su origen data de un primer contacto entre los fundadores de la editorial —Patricio Zeiss, José Lagos e Ignacio Sáez— y Castillo.

"Dostercios era en ese entonces un proyecto estudiantil que permitía acercarnos a ciertos actores que nos interesaba conversar con ellos", explica Zeiss en conversación con ArchDaily. "Enviamos emails a gente fuera de Concepción y lo de Castillo fue rápido porque tuvimos la suerte que él estaba en casa de sus papás en Florida", agrega.

En 2014, a pesar de estar con dos grandes proyectos en Concepción, Zeiss explica que "había muy poca información sobre Castillo en la red. Él tenía un blog donde subía cosas de su trabajo o de sus talleres que hacía en la universidad de Talca". La entrevista fue grabada en los primeros días de un veraniego enero en la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Biobío, institución donde Castillo alcanzó a estudiar dos años, antes de cambiarse a la Pontificia Universidad Católica de Chile.

"No nos conocíamos personalmente y la primera impresión que me generó fue de una persona muy serena, no le incomodaban las cámaras y parecía estar muy cómodo con la conversación", comenta José Lagos, quien también asistió a la grabación de la entrevista. "Además Castillo era un arquitecto de la región, de Florida, lo cual en su obra igual aparece. Es potente esta idea de lo rural, mezclado además de otros acervos y otros referentes, pero está ahí, está presente y se nota la importancia en su trabajo, lo cual desde la arquitectura era una de las cosas que nos interesa más", agrega Zeiss.

A continuación, les presentamos las principales reflexiones de Castillo en esta entrevista otorgada a Dostercios Editorial en 2014.

Centro Cívico Boca Sur. Image © María González
Centro Cívico Boca Sur. Image © María González

El inicio

La primera cosa que construí fue justamente en la ruralidad y que era un encargo que se le había hecho a mi padre de hacer una capilla de muy bajos recursos y yo estaba egresando de la escuela.

La ruralidad

La ruralidad viene más bien del acercamiento personal que tengo en torno a eso, es un grado más íntimo, más familiar y también afectuoso. No creo haber llegado de otra manera. Si hubiese sido desde la ciudad, hubiese sido bastante difícil.

La ambición

Teatro Regional del Bío Bío. Image © María González
Teatro Regional del Bío Bío. Image © María González

Tenía mucha ambición en construir y eso fue un poco definiendo el camino. Tenía ambición de construir solo, lo que es muy complejo y después en realidad me fui vinculando a grandes arquitectos que al final me formaron en este oficio: estuve tres años con el Teo Fernández, dos años con Germán del Sol y 10 años con Smiljan Radic. Ellos me formaron como arquitecto y principalmente a Smiljan Radic le debo gran parte de lo que sé de arquitectura.

El futuro

Los caminos se van haciendo en la vida de cada uno. En ese sentido las relaciones que establezca cada arquitecto en su vida van formando un poco las definiciones en torno a la arquitectura.

La preocupación

La preocupación por los recursos es una preocupación política en torno a la arquitectura. Luis Izquierdo dice la arquitectura cuesta plata y hay que mover esos recursos. Entonces siempre un proyecto va ligado a una planilla Excel que va estableciendo criterios en torno al diseño.

La política

La arquitectura es política, pero tampoco puede ser panfletaria y está subyacente en ella en las definiciones en como uno instala las cosas y como las presenta, como las configura. Tiene que ver con los rasgos de exposición que uno deja al cuerpo arquitectónico, cuanto uno lo refugia o lo envuelve o cuando lo deja descubierto de sus propias características y creo que cuanto tú terminas definiendo consideraciones que no son propias de su construcción, de su sistema constructivo, de su estructura sino que está enmarcado en otro tipo de privilegios que quiere obtener. Para mí siempre ha sido importante que las cosas queden bastante más expuestas que envueltas y eso tiene una consideración política que no tiene que ver tampoco con una definición en torno a definir la arquitectura en torno a un manto de transparencia, sino a que las cosas queden evidenciadas.

Los proyectos

Teatro Regional del Bío Bío. Image © María González
Teatro Regional del Bío Bío. Image © María González

Si me tocara a mí tomar definiciones en torno a los concursos públicos, ninguno de esos dos concursos [Centro Cívico y Teatro Regional del Biobío] los hubiese hecho. Yo encuentro absurdo la política de concentración de los servicios públicos, pero nosotros participamos porque estábamos buscando trabajo y era un ofrecimiento que se da a los arquitectos. Uno en realidad las apreciaciones urbanísticas que uno puede tener de arquitectura en la ciudad en realidad no se la están preguntando.

El Centro Cívico de Concepción

Nos costó mucho que nos dieran el cargo: lo comenzamos a desarrollar a fines de 2001 y todo el 2002... y estamos en el 2013 y ahí está la cosa todavía con 2 cosas de 5 y el lugar público brilla por su ausencia, porque eso no le interesa para nada invertir en aquello y que fue para nosotros lo que creímos que había ganado. 

Los concursos

Me parece que no es una buena política para construir la ciudad o la periferia. No se ha descubierto otra, si ese es el problema de cómo entregar más transparencia en los encargos. Trabajar con el área estatal tiene sus bemoles muy grandes porque hay que lidiar con arquitectos de cada institución y ellos toman decisiones ambiguas, son muy ambiguos en las respuestas porque ellos están cumpliendo una función un poco más superficial.

La rapidez

Ha ido ganando la idea en torno a la arquitectura en poder reproducirla y eso ha generado en un grupo de arquitectos una gran capacidad para concentrar los esfuerzos en pocas cosas para que el proyecto pueda tener viabilidad y esa contención que ha provocado, haciendo una reflexión ligera, un buen trabajo arquitectónico. Germán del Sol siempre ha me dicho que las caballerizas [de Atacama] que han sido publicadas y premiadas se demoró 3 meses en hacerlo. Fue un encargo muy rápido. Tal vez esa rapidez que han tenido estas cosas, estos proyectos, han logrado sintetizar de manera adecuado lo esencial que requiere un proyecto y se ha construido eso.

La lectura de su obra

Santiago PAL 2010. Image © Marcelo Sarovic
Santiago PAL 2010. Image © Marcelo Sarovic

Me interesa la forma, ciertamente que sí, la persigo, pero hay otras cosas que complementan: porque si quieren unir la Casa Pantalón [2005] con el proyecto YAP no tiene como. Si no hacen estas lecturas solamente formales, no saben cómo, y las cosas están súper integradas, absolutamente integradas. La forma responde a unos lenguajes culturales a los cuales me quiero asociar, pero puedo llegar a eso y producirlo de muchas maneras.

Las imágenes

El problema no está muchas veces en la forma, sino en cómo se construye esa forma y esa operación de articulación de cosas es lo que interesa, ciertamente si uno hace lecturas solo superficiales se va a quedar con la forma, pero si uno traspasa la forma y encuentra los elementos articuladores que la construyen eso empeza a ser interesante. Trato de generar unas lecturas en torno a una imagen visual, o lo que podría llamarse memoria visual, principalmente como apoyo a tomar decisiones, pero también un apoyo para que la persona la cual uno le está construyendo encuentre cierta confianza con lo que se está produciendo. O lo mismo pasa en un concurso donde puedan imaginar no solamente el proyecto, sino que puedan imaginar texturas, colores, formas y sistemas constructivos a los cuales uno está tratando de apelar en el proyecto.

Eduardo Castillo. Image Cortesía de Dostercios Editorial
Eduardo Castillo. Image Cortesía de Dostercios Editorial
Sobre este autor/a
Cita: Nicolás Valencia. "Eduardo Castillo: "Tuve ambición de construir solo, lo que es muy complejo"" 04 oct 2018. Plataforma Arquitectura. Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/903244/eduardo-castillo-tuve-ambicion-de-construir-solo-lo-que-es-muy-complejo> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.