Agrandar imagen | Ver tamaño original
Los recientes episodios de contaminación ambiental en las ciudades chilenas de Quintero y Puchuncaví activaron la discusión sobre el impacto en la salud de quienes viven en las denominadas zonas de sacrificio. En agosto pasado, el periódico chileno La Tercera reportó que estas ciudades de la bahía de Quintero conviven con "15 grandes empresas de energía, químicos y combustibles", incluyendo una fundición, una central de gas natural y cuatro termoeléctricas. En esa línea, el arquitecto chileno Leonardo Quinteros ha presentado en su proyecto de título la propuesta “Bosque Marino”, una plataforma de descontaminación a partir del cultivo del alga parda biorremediar la bahía, apoyándose en una investigación sobre los posibles métodos de descontaminación y absorción de metales pesados en la bahía, y dilucidaron el potencial del alga parda como biorremediador marino. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir