Agrandar imagen | Ver tamaño original
La esfera icónica dentro de un cubo de vidrio del Centro Rose para la Tierra y el Espacio redefine esta institución cultural histórica para el siglo XXI. El virtuosismo técnico y la claridad extrema del muro cortina, el espacio interior en alza y la experiencia espacial articulada inspiran una apreciación de las maravillas de nuestro universo y el poder de la investigación científica. "El nuevo Centro Rose nos pone cara a cara con algo acorde con nuestra capacidad de maravillarnos...este es un edificio moderno y maduro, una estructura que no teme revelar las raíces profundas desde donde surgió la arquitectura moderna".- Herbert Muschamp, crítico de arquitectura. El edificio está diseñado como una expresión visible de la ciencia que contiene. La transparencia del muro cortina desmitifica e ilumina los contenidos del cubo, mejorando la presencia de la esfera y revelando su fuerza gravitacional para servir a la meta de la institución de derribar la ciencia. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir