Cómo un croquis diario mejora la arquitectura

Cómo un croquis diario mejora la arquitectura
© Frank Harmon
© Frank Harmon

Este artículo se publicó originalmente en Common Edge como "Cómo el dibujo diario rápido devuelve la humanidad a la arquitectura." (How the Quick Daily Drawing Puts Humanity Back Into Architecture)

El arquitecto Frank Harmon tiene un habito diario: trata de hacer un dibujo a mano alzada todos los días. No les dedica mucho tiempo. Alrededor de cinco minutos. Estos breves episodios de representación tienen el efecto de atrapar un rayo en una botella o, como dijo Virginia Woolf una vez sobre la importancia de escribir todos los días, "batir la red sobre la mariposa del momento". Para capturar estos momentos, debes ser rápido. El minuto se mueve. Los dibujos de Harmon se sienten sueltos, borrosos en los bordes. Sientes su duración de cinco minutos.

Frank HarmonFrank HarmonFrank Harmon© Frank Harmon+ 25

© Frank Harmon
© Frank Harmon

Los estudiantes de arquitectura a menudo están aterrorizados por el croquis rápido debido a esta soltura, una sensación de atención relajada. Se esfuerzan por hacer un dibujo "bonito" en lugar de compensar a la mariposa. El dibujo bonito es evidencia de una observación detallada, tal vez la habilidad de uno para construir una perspectiva, el control del instrumento en su mano. Pero ese no es el punto de los dibujos de Harmon. Su libertad comunica un valor y un objetivo diferente: estar en el momento, dibujar rápidamente para aprovechar la escena a medida que se desarrolla ante ti. La mano temblorosa de Harmon imparte gran energía a sus dibujos, que son menos documentales y más como un abrazo visual - el beso de su pluma de tinta y su pincel de acuarela.

Harmon ha recopilado decenas de sus dibujos en un nuevo libro, Native Places (ORO Editions, 2018), que también es el título de un sitio web donde ofrece viñetas de bocetos combinados con sus reflexiones sobre los lugares por los donde ha viajado. Capturas en palabras y pinceladas. Harmon comenzó a dibujar cuando era niño y ha llevado un cuaderno de bocetos durante la mayor parte de su vida adulta. El dibujo lo llevó a la arquitectura, y él describe el acto de dibujar como "una forma de ver". Cree que ha aprendido más sobre el entorno construido al observar y dibujar lugares personalmente y cómo la gente se involucra con ellos de lo que podría haber aprendido a través de la escuela de arquitectura. (estudió en North Carolina State College en Raleigh y la Architectural Association en Londres).

Frank Harmon
Frank Harmon

Como estudiante, observando el mundo natural y construido a su alrededor, Harmon descubrió que recordaría mejor un lugar si lo dibujaba en lugar de tomar una foto. Al dibujar un granero o un castillo, dice: "Recordaré ese lugar para siempre". Harmon descubrió la arquitectura de un lugar al sentirla con sus dedos y la punta de su bolígrafo, o mediante una pincelada rápida. Recuerda que dibujar una catedral le hizo "recrear el diseño y la construcción de arcos de piedra y arbotantes".

Harmon no escribe sobre los dibujos que crea. Más a menudo escribe sobre la vida que ocurre en ellos y alrededor de él, mientras dibuja rápidamente. Él comenta sobre el clima, la luz, el aire, los olores, los sonidos de las personas. Lo que surge es una gran empatía por los seres humanos que pueblan los lugares que registra. Las historias son sobre personas reunidas en un lugar, compartiendo un momento. Los dibujos capturan el espíritu del lugar en el que se encontró este arquitecto, pero las palabras de Harmon se centran en el intercambio personal entre las personas enmarcadas por la arquitectura. Es como si la arquitectura retrocediera y el drama humano avanzara, moldeando y dando sentido a los lugares en los que habitan.

Este elemento es más conmovedor en el dibujo de Harmon en un proyecto de Rural Studio en el Condado de Hale, Alabama, donde los estudiantes de arquitectura de la Universidad de Auburn han estado diseñando/construyendo, para retribuir a la comunidad, desde que Samuel Mockbee y D.K. Ruth comenzaron el estudio hace 25 años atrás. Harmon comenta que aún más importante que la arquitectura creada por el Rural Studio son los más de 600 jóvenes arquitectos/constructores que han aprendido a servir a los demás a través de su trabajo, "... porque el mundo tiene muchos lugares rotos".

El boceto rápido es el medio perfecto para centrarse en cómo la arquitectura puede dar forma o cambiar a las personas. Estos dibujos también son adecuados para representar el diseño y la construcción vernácula, que es uno de los favoritos de este arquitecto. Los edificios indígenas son fascinantes para Harmon por la información que imparten sobre los valores de las personas que los diseñaron y de cómo veían el mundo. Esta es una investigación interesante para cualquier arquitecto porque ofrece evidencia de las ingeniosas formas en que las personas que no han tenido alguna formación en arquitectura se involucran con el entorno natural y construido para resolver problemas.

La historiadora de arquitectura Sybil Moholy-Nagy describió esta aptitud para construir sabiamente cómo revelar el "genio nativo" de lo vernáculo (o como ella lo llamó, "arquitectura anónima"). Harmon no menciona a Moholy-Nagy como una influencia, pero sí menciona a Harwell Hamilton Harris, quien enseñó en el estado de Carolina del Norte, donde Harmon comenzó su carrera docente a principios de la década de 1980, y fue un defensor de los arquitectos que aprenden de la construcción vernácula.

Resulta que las estructuras vernáculas simples no son tan simples después de todo. Harmon tiene un don para explicar por qué a través de sus croquis y palabras. Uno de sus temas favoritos es el granero. Él escribe que estas estructuras agrícolas pueden ser para el arquitecto observador "... como rocas que recoge un geólogo. Cuentan una historia sobre su tiempo y ubicación ”. Un granero está ubicado en un terreno elevado porque el agua se drena allí. La elevación principal es hacia el sur, reuniendo el calor del sol, con ventanas en el lado opuesto para su ventilación. Un porche está en el lado este porque las tormentas de lluvia vienen del oeste. La madera para construir el establo se cortó de los árboles cercanos, y para curar el tabaco, el granjero quemó las virutas del aserradero donde se hacían las tablas. Nada se desperdició. La sabiduría nativa guió la arquitectura. El granero se ajusta a la tierra, y la belleza de esta estructura, escribe Harmon, "es el resultado de esta cotidianeidad".

En los dibujos y comentarios de este arquitecto, los objetos comunes adquieren una presencia extraordinaria: las sillas, los buzones de correo, las puertas mosquiteras, las ventanas, los porches, los escalones, las columnas, los balcones se representan con un espíritu del lugar y las personas que los han utilizado, a veces durante muchas décadas. Los dibujos de Harmon son una forma de ver la dimensión humana presente en toda la arquitectura.

Frank Harmon
Frank Harmon
Sobre este autor/a
Cita: Crosbie, Michael J . "Cómo un croquis diario mejora la arquitectura" [How a Daily Sketch Improves Architecture] 28 oct 2018. Plataforma Arquitectura. (Trad. Caballero, Pilar) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/904787/como-un-croquis-diario-mejora-la-arquitectura> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.