Agrandar imagen | Ver tamaño original
La residencia de 889 m2 presenta un programa arquitectónico básico, cuatro recámaras, sala comedor, cocina, desayunador cuarto de juegos, family room y una estancia que sirve como espacio para proyección en el sótano. Su emplazamiento responde al análisis de los diversos factores que solidifican un proyecto. El proceso de diseño se llevó a cabo analizado el terreno, espacio abierto, ubicación, disposición, proporción, condiciones, virtudes, limitantes además su contexto en sus diferentes ámbitos. Fue de suma importancia atender el cuadro de necesidades  a partir del completo y meticuloso entendimiento de la personalidad del cliente. Una familia joven apasionada y conocedora de las Bellas Artes interesada en apoyar talento mexicano emergente en Cine, Pintura y Escultura. Los clientes seducidos por el arte, el placer estético, moral e intelectual, plantean espacios micénicos reservados como galería y sala de proyección sin dejar de lado la convivencia y calidez humana al interior de la casa habitación. Este planteamiento originó la multifuncionalidad de la misma. Conjugar los elementos requeridos atendiendo las necesidades de los clientes, logrando al final un acierto arquitectónico. El objetivo fue ocupar la menor área construible en planta baja para que el sembrado de la casa tuviera el menor impacto, conservando un mayor espacio natural en el terreno. El portal de acceso manipula el recorrido por una de las fachadas principales. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir