Agrandar imagen | Ver tamaño original
A través de la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU) y la Sociedad Colombiana de Arquitectos (SCA), Medellín ha lanzado una convocatoria internacional para diseñar un espacio de memoria y reflexión sobre el periodo entre 1983 y 1994. El periodo representa los años más violentos en la ciudad colombiana. en enero de 1988 un carro bomba con 80 kilos de dinamita explotó frente al edificio Mónaco, antigua residencia familiar del fallecido narcotraficante Pablo Escobar en el barrio de El Poblado, dando inicio a una serie de atentados entre los carteles de la droga en Medellín.  "Medellín es una ciudad maravillosa, una ciudad que se ha transformado y que hoy es ejemplo de innovación social y crecimiento inclusivo alrededor del mundo", reflexiona Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, en una carta reproducida en las bases del concurso titulado Anteproyecto arquitectónico para el diseño de un espacio de memoria y reflexión, Medellín 1983 – 1994. "Justamente lo que hace valiosa nuestra historia es el pasado: en 1991 fuimos la ciudad más violenta del mundo, 381 homicidios por cada 100 mil habitantes. Ese dolor y ese medio que vivimos no se nos pueden olvidar. Y, sobre todo, no se nos puede olvidar quién los causó", agrega. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir