Agrandar imagen | Ver tamaño original
Aprovechando el espacio industrial de un antiguo hangar de aviones, y con sus anteriores vidas en el subconsciente, el diseño de este nuevo mercado de degustación, situado en el céntrico distrito valenciano del Eixample, está basado en las sensibilidades históricas y culinarias de la ciudad. De la mano de Valentín Sánchez Arrieta el estudio ha creado un concepto renovado de mercado basado en la honestidad, tanto de materiales como de producto. De manera lógica, se ha procurado mantener la naturaleza industrial del espacio sin caer en tópicos, ni de tematización, ni de tradiciones. Usando la simplicidad como principio, empezamos el recorrido a partir de la fachada original del edificio, sin retoques, ni adiciones. El acceso al local se hace a través de una grandiosa puerta de lamas de pino macizo teñidas en negro, que nos descubre uno de los materiales protagonistas del proyecto. La primera parte del espacio longitudinal nos invita a recorrer de forma lógica diferentes puestos como los ultramarinos, la lonja, y estanterías de exposición de productos de venta inmediata en las que se integran zonas altas y bajas de degustación, hasta llegar a la zona central de Bakery. Ubicada en un patio, cuenta con una nueva piel cenital, en formato de celosía, con la que evitamos visualizar la cubierta inclinada al mismo tiempo que mantiene la proporción del espacio en equilibrio con el resto de techos y niveles. Es un espacio dedicado a la producción de pan y pastelería de mercado, vestido por mesas de pino y una sucesión de bancos corridos. También la acompaña un área de butacas, mesas bajas, y grandes lámparas de &Tradition, que junto a las alfombras contribuyen a un clima más cálido. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir