Agrandar imagen | Ver tamaño original
La nueva Embajada francesa de Haití consiste en una estructura circular que se ubica en un gran parque. Todo el proyecto crea un recinto elegante que es a la vez un lugar de representación para la República Francesa y un espacio para el trabajo diario. La nueva Embajada está inspirada en la arquitectura tropical de varios períodos y se construye con respecto a la memoria de la tierra donde tiene lugar. La propuesta es construir un pabellón con acero ligero y marcos de madera con fachadas que filtren las vistas y protejan de los efectos climáticos. El edificio está organizado en dos niveles alrededor de un atrio cubierto, iluminado y ventilado naturalmente. Todos los servicios de apoyo y el consulado francés se encuentran en el pabellón principal. Estos servicios se envuelven alrededor de un gran Jardín de Honor. Este espacio es, al mismo tiempo, un lugar de representación directamente visible desde la entrada, así como un lugar de entretenimiento para los miembros del personal y todos los visitantes. Los servicios se distribuyen por un corredor cubierto a la manera de un claustro contemporáneo. Las conexiones de un lugar a otro se ven favorecidas por varias escaleras y accesos directos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir