Agrandar imagen | Ver tamaño original
La ciudad de Lima, como muchas de las ciudades del Perú, cuenta con un avanzado crecimiento en su infraestructura habitacional. Del total, el 70% se resuelve desde estrategias de autoconstrucción, esto es, desde impulsos individuales que resuelven la necesidad de poseer una casa propia, muchas veces al margen de la legalidad y prescindiendo de los profesionales necesarios. Si bien el cúmulo de dichos impulsos constructivos conforma la realidad física de la ciudad, estos no necesariamente suponen la construcción de una ciudadanía, y es en este espacio en donde la arquitectura puede inscribirse como una herramienta de cambio. Del mismo modo, el equipamiento educativo aumenta de manera sostenida, impulsado, en cambio, por modificaciones legislativas y una nueva consciencia colectiva de los beneficios de la mejora de su infraestructura. Esto motiva a que las instituciones educativas apuesten por diversificar y extender su oferta a las nuevas ciudades de Lima. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir