Agrandar imagen | Ver tamaño original
Aldo Rossi en su “Autobiografía Científica” (1981) apuntaba que toda búsqueda creativa está fuertemente relacionada a una cierta forma de continuidad de la condición material de la arquitectura. Una guía para trabajar sobre lo existente que llamó “principio de continuidad”. Un factor que preside toda construcción, en donde la forma arquitectónica es lo que “permanece y determina la construcción en un mundo en que las funciones están en perpetuo cambio”. El proyecto trata de la reconversión de un deposito industrial en un edificio de oficinas con el objetivo de dar continuidad a la energía previamente desplegada. El deposito constaba de una grilla estructural de pilares y vigas de hormigón armado que se utiliza como marco para dar cabida al nuevo destino. A partir de la grilla el proyecto se basa en vaciar y completar la estructura existente. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir