Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto es una extensión de dos pisos a una casa victoriana adosada. Anteriormente, en la parte trasera de la casa, había una colección de estructuras inclinadas y destartaladas, todas situadas a un metro por debajo del nivel del jardín. La nueva extensión ahora alberga el espacio principal más un estudio en el piso superior. Se le otorga a la planta inferior su propia identidad, prevista como un edificio separado ubicado frente al original, la elevación trasera introduce una fachada formal frente al original informal. En la planta baja, que está un poco más abajo del nivel de suelo, se encuentra el área de cocina, comedor y sala de estar, y aunque es un espacio rectangular simple, la utilización de materiales en los muros ayuda a definir las diferentes áreas de la habitación. El espacio no iluminado en el centro de la planta se utiliza como baño y cuarto de servicio. Una cocina a medida se posiciona en un hueco en la parte posterior de la habitación. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir