Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción enviada por el equipo del proyecto. Este departamento de 100 metros cuadrados está ubicado en una vivienda moderna que limita con el casco antiguo de Vilna y con un acogedor parque. La arquitectura lacónica del edificio se inspira en diseñar un departamento-galería que sea amplio y luminoso, donde los objetos de arte puedan desempeñar el papel principal. La fachada blanca y ordenada de la vivienda refleja perfectamente la arquitectura interior. El departamento está dividido en dos zonas funcionales. La planta baja es una zona tranquila para trabajar y dormir. Tres habitaciones privadas y un baño están conectados con un espacioso vestíbulo donde las escaleras son un elemento central. La estructura de acero colgante ayuda a que las escaleras sean livianas visualmente, mientras que los elementos de vidrio crean reflejos divertidos entre la iluminación natural y artificial. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir