Agrandar imagen | Ver tamaño original
Seattle ha sido el hogar de uno de los mercados de vivienda más populares de la nación durante años. Y con todo ese crecimiento surgen preguntas sobre la densidad urbana, la accesibilidad y cómo abordar las crecientes necesidades de vivienda. Casa Big Mouth es una respuesta a las preguntas de Best Practice Architecture. Desarrollado por tres arquitectos de Seattle, este proyecto multifamiliar es un ejemplo de cómo puede ser la vida versátil, progresista y multifamiliar. El proyecto, es la transformación de una casa unifamiliar en el Distrito Central, a tres casas adosadas (una unidad de 172 m² y dos unidades de 132 m² cada una). Cada unidad es una casa urbana flexible con un espacio de estudio, sala de estar principal y una terraza en la azotea para disfrutar de unas vistas inmejorables. El revestimiento de metal negro envuelve el exterior, aportando cohesión al proyecto. Un mural en la azotea y paneles personalizados con recubrimiento en esmalte en polvo de color rosado, barandas y señalización brindan toques de color. Para ayudar a gestionar las aguas lluvias, el equipo incorporó una zona de vegetación para la retención y aseguró que el camino y el área de estacionamiento estén compuestos por sistemas de pavimentación que permitan el paso del agua. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir