Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta obra, casi milagro del valle Aconcagua, nace como hijo inesperado en una pequeña ciudad cercana y lejana del todo, como resultado del trabajo coordinado entre Arquitectos, Ingenieros, Contratistas, Gestores públicos y en especial del  equipo SECPLA de la Municipalidad de la Calera quienes tuvieron la visión y el empuje para sacar adelante este proyecto después de casi 9 años. Este edificio, casi un milagro del Valle de Aconcagua, nació como un hijo inesperado en un pequeño pueblo cerca y lejos de todo, como resultado de los esfuerzos coordinados entre arquitectos, ingenieros, contratistas, gerentes públicos y especialmente el equipo de SECPLA del Municipio de la calera. Tuvieron la visión y el impulso para hacer avanzar este proyecto después de casi 9 años. El diseño intenta con su sello simple y tranquilo generar una espacialidad diferente, conectada y casi plácida. Sus formas curvas y amigables ubicadas en un pequeño parque urbano, como las alas de un escarabajo blanco, conectan todos los ojos y múltiples direcciones sin interferir con las colinas que se cierran y el entorno bucólico de la provincia. Un lugar lejano y cercano que inserta la ciudad de La Calera en la vista de la geografía local hacia el futuro. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir