Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta vivienda de 150m2, con 3 dormitorios, aloja músicos y compositores. Al estar mayormente vidriada se amplifica la vista panorámica de su paisaje circundante, que mira a frondosos campos de arroz verde y palmas cocoteras. El diseño surgió de un deseo de traducir una onda de sonido en un gesto arquitectónico general que definiera las cualidades espaciales interiores y exteriores de la casa. A través de un proceso iterativo de manipulación de la curva de una sola línea, tanto en planta como en elevación, se comienza a articular un espacio multiplanar en el que el plano a nivel de suelo y la cubierta se entrelazan directamente. "Como sensación de estar dentro de un instrumento", la mayoría de las superficies interiores se representan en madera. La cubierta tiene una pendiente que mejora la acústica e indica la entrada. Este elemento se suma a la experiencia interior esculpida del espacio que está libre de excesos estructurales. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir